Destacados / Nacionales · 27/11/2023

Unión Europea relaja sanciones a Nicaragua para “facilitar el acceso de ayuda humanitaria”

Los Veintisiete países que conforman la Unión Europea (UE) acordaron este lunes 27 de noviembre, relajar algunas disposiciones de las sanciones impuestas a una decena de regímenes, entre ellos Nicaragua para “facilitar a las organizaciones humanitarias en la zona acceder el acceso a la ayuda enviada en situaciones de crisis, en línea con lo establecido por Naciones Unidas”.

En concreto, el Consejo introducirá excepciones en la congelación de activos que el bloque aplica a personas o entidades en Bosnia y Herzegovina, Burundi, Guinea, Líbano, Birmania, Nicaragua, Túnez, Venezuela, Zimbabue y en el marco específico contra ciberataques.

Así, los considerados actores humanitarios por la resolución 2664 (2022) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y las agencias y otras organizaciones certificadas como socios humanitarios de la UE podrán realizar transacciones financieras con personas o entidades que figuren en la lista de sancionados si el objetivo es asegurar la asistencia humanitaria en poblaciones vulnerables.

Los Veintisiete revisarán “periódicamente” las excepciones acordadas para evaluar su adecuación y actuar para reajustarlas en el futuro si fuera necesario.

La Unión Europea considera que esta flexibilidad en las medidas restrictivas adoptadas por el bloque –en línea con Naciones Unidas u otros socios internacionales– salvaguarda la acción humanitaria ofrecida por actores “imparciales”.

Además, defiende que con esta decisión se envía un claro mensaje a los operadores humanitarios y actores económicos respecto a que la política de sanciones comunitarias “no obstaculizará” la prestación de asistencia humanitaria.

Cabe destacar que en octubre pasado la Unión Europea extendió un año más, hasta el 15 de octubre de 2024, las sanciones a funcionarios de Nicaragua, por la “deteriorada situación política y social” que vive el país.

Las sanciones, que se aprobaron por primera vez en 2019, afectan actualmente a un total de 23 personas y a tres entidades, entre ellas a la vicedictadora Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega.

Ninguno de ellos tiene permiso para entrar a los países comunitarios y se les han congelado los bienes y activos que tengan en entidades de la UE.