UPPN exige a la oposición retomar el tema de la justicia en sus planes de gobierno: “Quien quede como Presidente deberá responder ante las víctimas”

Hansell Vásquez y Yaritza Mairena, miembros de la Unión de Presos y Presas Políticas Nicaragüenses (UPPN) manifestaron este miércoles en entrevista con La Mesa Redonda que en Nicaragua debe darse “un cambio radical” para asegurar que haya justicia para las víctimas del régimen orteguista y no impunidad, así como asegurar que no vuelva a ocurrir otra crisis sociopolítica como la que vive el país desde abril de 2018.

“A nosotros no nos importa mucho la persona que quede en el poder, al menos como organización hemos decidido que quien sea que quede como Presidente tiene que responder ante las víctimas, y ante las exigencias que nosotros tenemos como organización, el tema de justicia debe ser retomado en todos los planes de gobierno y en las campañas políticas, los discursos que tengan estos candidatos, quien llegue al poder tiene que responder”, dijo Yaritza Mairena. “Queremos una transición hacia la justicia, no hacia la impunidad”, agregó.

La joven aseguró que las víctimas del régimen son los que deberían “tener voz” en el proceso de una salida pacífica de la crisis, sin embargo, no han sido escuchados, aseveró.

“Hemos sido los jóvenes y los más desposeídos los que hemos sufrido más los embates de la dictadura y los que deberían tener voz. La voz de las víctimas es inherente a cualquier decisión política y a cualquier paso político de la oposición. Y estas personas que quieren adquirir el poder político, lo único que han hecho es hacer oídos sordos a las exigencias de las víctimas y a las exigencias de un cambio radical en el país”, reprochó.

Mairena insistió en que se debe llevar a los criminales ante la justicia y debe haber personas comprometidas con ese cambio radical en el país.

“Desde nuestra organización exigimos un cambio radical y sí estamos siendo pragmáticos desde ese punto porque ya sea dentro o fuera del plano nacional nosotros vamos a proceder y quienes van agarrar el mando del Estado de Nicaragua se van a llevar toda la torta que Daniel Ortega está dejando o que no deje porque soy de los que piensa que va a seguir aferrándose al poder”, declaró por su parte Hansell Vásquez.

El joven apuntó que los excarcelados políticos están en la tarea de demostrar nacional e internacionalmente los crímenes de lesa humanidad cometidos en Nicaragua y a quienes fueron los responsables por esos crímenes.

“Los crímenes de lesa humanidad por mucha cohabitación o por mucha necesidad de mantener su status quo, les recuerdo que los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles”, señaló Vásquez.

Los jóvenes excarcelados políticos, expresaron su decepción por la clase política y oligarca del país que busca un “aterrizaje o despegue suave” y “cohabitación” con el régimen de Daniel Ortega, acusado por crímenes de lesa humanidad.

Vásquez advirtió que quienes pretendan buscar un pacto con Ortega, también “van a tener que rendir cuentas”.

Sobre esa línea, Hansell acusó a los jóvenes integrados en la Alianza Cívica de haber “vendido su dignidad” por la supuesta mejor condición de vida en la que actualmente se encuentran.

“Todo el pueblo los aclamó, los aplaudió y dijeron que eran lo máximo cuando fue el proceso del diálogo, y yo recuerdo cuando se formó la Coalición Universitaria, yo acompañé a Rodrigo (Espinoza) a un hotel en Managua y después que se formó la Coalición Universitaria y después de ver las personas que ahí estaban, personas que hoy en día son los paracaidistas del aterrizaje suave y que se están postulando a ser Presidente y que ya recibían dentro de la Alianza Cívica directrices concretas para este aterrizaje suave, me acuerdo que yo le dije a Rodrigo ‘vámonos, esto no sirve’ y me preguntó ‘porqué’ y yo sencillamente le contesté ‘esto es un prostíbulo’”, relató Vásquez.

Opinó que quienes ahora se están lanzando a la carrera Presidencial, “ocuparon a los jóvenes como herramientas, coaccionados con carritos, dinero, casas bonitas con piscina, y al final de cuentas, terminaron perdiendo la conciencia y vendiendo la dignidad”.

Vásquez mencionó que, tras todo ese proceso, ahora observa a “el maestro más reconocido del INCAE hablando de la encarnación misma, del aterrizaje suave y la cohabitación con todos los criminales de lesa humanidad”.

Yaritza insistió en que para “cambiar” Nicaragua “debe haber participación joven y participación de las víctimas para tener la certeza de que este país vaya a cambiar en algunos aspectos”, pues criticó que la decisión que debe tomar todo un pueblo se vea impedida con los “arreglos políticos” que hace el régimen con la “oligarquía criolla”.

Siempre hemos mantenido la postura que, para cambiar este país debe haber participación joven y participación de las víctimas para tener la certeza de que este país vaya a cambiar en algunos aspectos.

Mairena criticó a quienes están en carrera hacia las elecciones, sin que antes se hayan establecido reformas electorales, pues sería “mandar a la gente al matadero”. “La gente no va arriesgar la vida”, anotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.