Urnas Abiertas: “Nuevos gobiernos locales carecen de legitimidad”

El observatorio ciudadano Urnas Abiertas señaló este martes que los “nuevos gobiernos locales” que tomaron posesión hoy “carecen de legitimidad”; y con la entrega de credenciales a alcaldes, vicealcaldes y concejales, el régimen de Daniel Ortega “consolida el Estado totalitario en todos los niveles”.

La toma de posesión y entrega de credenciales de alcaldes, vicealcaldes y concejales prevista entre el 10 y el 20 de enero es la consolidación del Estado totalitario en todos los niveles: nacional, municipal y regional del régimen de Daniel Ortega, luego que se adjudicara las 153 alcaldías el pasado 6 de noviembre a través de un proceso ilegítimo marcado por 5,821 anomalías, irregularidades y violencia política”, dijo Urnas Abiertas en una declaración.

El observatorio aseguró que para el desarrollo local y la autonomía municipal “esto representa un grave retroceso en los avances que se habían logrado durante las décadas de 1980 y 1990, y que habían permitido trasladar funciones, responsabilidades, recursos y competencias a los territorios municipales para identificar y resolver mejor los problemas locales”.

Aunque el régimen de Daniel Ortega pretenda simular que las autoridades locales cuentan con legitimidad y por ende continuar con los procesos institucionales que se deberían de seguir en una democracia, es muy importante señalar que estos son gobiernos de facto que están usurpando funciones porque el pueblo no los ha elegido democráticamente. La afluencia a las urnas el pasado 6 de noviembre fue del 17,33 % y el índice de abstencionismo del 82,67 %”, apuntó.

Urnas Abiertas destacó que los alcaldes están llamados a responder al pueblo porque administran y cuentan con presupuesto de todos los nicaragüenses y deberían estar orientados a resolver las demandas ciudadanas locales y no a la agenda política del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ni a la corrupción local que ejecutan sus operadores políticos en cada municipalidad.

En septiembre de 2022 Urnas Abiertas presentó un estudio de percepción, donde se concluyó que: el Desarrollo Local que impulsan los gobiernos municipales en todo el país es “Incipiente”. La involución que ha sufrido la Gestión Municipal y el Desarrollo Local bajo los gobiernos sandinistas responde principalmente a la politización de la gestión, la ausencia de mecanismos de fiscalización, control y rendición de cuentas, así como la centralización de las decisiones; las cuales no ponen al centro los intereses de la población en cada territorio, sino los intereses del partido en el poder a nivel general y de los tomadores de decisiones a nivel particular. De seguir esta tendencia respecto al deterioro de los elementos del Desarrollo Local paulatinamente se profundizará el descontento social y la polarización e incrementará el fenómeno migratorio”, advirtió el observatorio.

Explicó que las municipalidades financian sus gastos principalmente de sus propios ingresos: impuestos municipales, matrículas, tasas por servicios, entre otros; en segundo lugar, por las transferencias municipales, que hasta 2018 equivalían al 10% de los ingresos corrientes del Gobierno Central. Esta partida se redujo en 2019 al 4%, lo que ha conllevado a una reducción significativa de los ingresos de los gobiernos municipales.

Según el Presupuesto General de la República, aprobado en noviembre pasado, las transferencias municipales incrementarán a un 6% este año, lo que equivale a un presupuesto de más de 6.110 millones de córdobas (incremento del 79,99% respecto a 2022). “Este aumento presupuestario se da en el marco de un temor ciudadano respecto a la pérdida de autonomía local -incluyendo la financiera- y la corrupción creciente en los gobiernos locales”, indicó Urnas Abiertas.

El gobierno del FSLN se ha caracterizado por ser reacio a la rendición de cuentas, a la transparencia en su gestión pública, y desde el inicio de su mandato se inició el cierre de los espacios de auditoría social. En 2022 se tuvo conocimiento de una serie de casos respecto a la corrupción ejercida y promovida desde los gobiernos locales, por tanto este incremento a los fondos manejados desde las alcaldías debe ser un tema de interés nacional”, agregó.

Según el observatorio, con la posesión del 100% de las alcaldías el régimen fortalece su poder autoritario y déspota en todos los territorios, por tanto, la población estará más vulnerable ante la vigilancia, el control territorial y la instrumentalización del poder local para perseguir y violentar a la ciudadanía opositora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.