Álvaro Somoza Urcuyo dice que por su apellido es perseguido: “Salí de Nicaragua exiliado porque mi apellido es Somoza”

El periodista Sergio Marín Cornavaca, director de La Mesa Redonda entrevistó este miércoles a Álvaro Somoza Urcuyo, hijo de Luis Somoza Debayle, sobrino de Anastacio Somoza Debayle y nieto de Anastasio Somoza García, quien trabaja en Estados Unidos una plataforma opositora al régimen de Daniel Ortega que busca derrocarlo del poder.

Durante la entrevista, Somoza Urcuyo de 70 años, quien actualmente reside en Miami, trató de limpiar el apellido de la familia a la cual pertenece, aunque también señaló que no tiene culpa se llevar el apellido ‘Somoza’ y que incluso por ello, es perseguido.

Yo soy hijo de Luis Somoza Debayle que fue Presidente de 1957 a 1963, quizá el único de los Somoza que respeto los deberes de su periodo Constitucional, subió y bajó en el momento que le tocaba subir y bajar”, inició diciendo el entrevistado.

A continuación una parte de la entrevista realizada a Álvaro Somoza Urcuyo:

Pregunta: ¿Usted admite que tanto su abuelo como su tío no cumplieron con el mandato de la Constitución en aquel tiempo?

Respuesta: Es que fueron diversas partes de esos mandatos que violentaron, habiendo dicho eso, mi profunda admiración por muchas de las cosas que hicieron durante sus gestiones como gobernantes. Pero el principal propósito de mi intervención en BTN Noticias los jueves con Santiago Aburto y ahora contigo en esta plataforma es asegurarme que se digan las verdades malas y buenas, no importa. La historia es indispensable que se conozca, esa es parte de lo que yo creo que hizo mal el sandinismo, porque yo no creo que no haya un nicaragüense sensato que no pueda decir como lo digo yo que era indispensable un cambio de gobernantes en Nicaragua, no porque mi tío fuera un dictador malo como han querido interpretar. Fue un administrador público excepcional; sin embargo, no respetó la Constitución, además para nosotros los Somoza Urcuyo no respetó el acuerdo que hizo él con mi padre, que era que mi padre lo iba a impulsar con el poder político que tenía Luis Somoza con el Partido Liberal Nacionalista, que era una maquinaria impresionante porque gobernaba casi en su totalidad el campesinado y la clase obrera de Nicaragua.

El acuerdo era que él subía y bajaba por un periodo Presidencial, uno. Sin embargo, decidió hacer el famoso ‘Kupia Kumi’, el acuerdo con el doctor Agüero que es tan culpable como don Tacho de violentar la Constitución para poderse reelegir en el 74 y nosotros estuvimos en desacuerdo, al punto que mi mamá en 1973 se fue del país en protesta y se puso a vivir en New York, la mayor parte de mis hermanos incluyéndome a mí, yo estaba en la universidad y los menores estaban todos en escuelas en Estados Unidos; entonces ella se fue por esa falta de acuerdo.

P: Usted lanzó el 16 de abril en Miami la plataforma Nicaraguan Freedom Alliance (Alianza por la Libertad de Nicaragua) en la que dejó entrever que usted no tiene pretensiones de ‘Presidentitis’, así lo dijo. ¿Por qué Álvaro Somoza alienta dos organizaciones, una que se llama Alianza por la Libertad y otra que es Alianza Nicaragüense por la Libertad?

R: Aclaro los nombres, el Fondo por la Libertad de Nicaragua es un fondo sin fines de lucro, exclusivamente para recaudar apoyo, fondos para ayudarle al pueblo nicaragüense en lo que podamos recaudar para tumbar este gobierno (de Ortega). Ya sea para ayudarles a muchachos que los andan persiguiendo, ayudarles a todos los que quieren hacer un cambio genuino en Nicaragua y por supuesto ayudarle a la gente que está sufriendo, los que están exiliados, etc. Como acabamos de comenzar ni siquiera tenemos el visto bueno de lo que aquí se llamaría la DGI para que los donantes puedan descontarse las donaciones de sus impuestos, sí la empresa es sin fines de lucro, ya fue denominada en el Estado de la Florida como tal, pero toma como dos meses para darte esa denominación. Entonces el fondo es estrictamente para ayudar en lo que se pueda dentro de un marco jurídicamente legal para que no nos metamos en problemas con el gobierno americano o cualquier gobierno.

La otra empresa es la Alianza por la Libertad de Nicaragua que es enteramente una empresa de afiliación, creo que vamos por los 1.700, yo no he hecho un cálculo recientemente, pero todas esas personas sean afiliado con entusiasmo. Fijate que comenzamos a principios de febrero y hemos obtenido un éxito rotundo, incluso vamos a abrir el Capítulo de la Alianza el 18 de julio en Hoston, Texas, ya está montado el evento; luego de ahí vamos para California, de California vamos para Nueva York o Washington y eventualmente llegaremos a San José, Costa Rica.

Todo con el propósito de tratar de unir a los nicaragüenses en un esfuerzo genuino de botar al gobierno sandinista, que no es un gobierno electo, es una dictadura que agarró el poder a la fuerza, encarcelando a los potenciales candidatos seis meses antes de las elecciones, con un Consejo Electoral totalmente corrupto, con una Asamblea totalmente corrupta que le hacen el juego a una tiranía de una señora y un hombre que para mí son psicópatas, son gente enferma.

P: La ‘Nueva Prensa’ un medio digital en Miami, dijo: ‘Aunque muchos nicaragüenses consideran que el somocismo debe reivindicarse ante la historia luego de haber sido proscrito por el sandinismo, no consideran oportuno que una persona proveniente de la cepa del poder de la dinastía de los Somoza, sea en dichas condiciones la personas más indicada para hacerlo’ se refiere a este aglutinamiento de fuerzas que señala que son los integrantes de la Guardia Nacional de Nicaragua y del Partido Liberal Nacionalista o seguidores del somocismo. ¿Usted qué piensa sobre esta afirmación?

R: Me gustaría preguntarle al medio de comunicación quién le dio la bendición del Señor para que tenga semejante poder. Nadie tiene el derecho de proscribir a un ciudadano que no ha tenido nada que ver con ninguna violencia, no fui miembro de la Guardia Nacional, no fui miembro del gobierno de ninguna de mis antepasados, no participé en ningún acto violento, no he sido una persona pública.

Salí de Nicaragua exiliado porque mi apellido es Somoza. ¿Sergio vos escogiste la madre que tenés o el padre que tenés? (No, contesta Sergio Marín). Yo tampoco, sin embargo por eso soy perseguido, fui confiscado, he sido amenazado. Y si yo voy a Nicaragua ahorita te garantizo que soy encarcelado, entonces cuál es la diferencia entre una persona que se llama Álvaro Somoza Urcuyo y otra que se llama ‘Perico de los Palotes Jiménez’ los dos somos nicaragüense. Por qué un medio de comunicación da una opinión, bueno tiene derecho de darla, pero anda más perdido que un perro en procesión. Yo te garantizo que el sentimiento público –y no estoy inventando, soy una persona muy modesta en ese sentido—el apoyo me ha sorprendido a mí, el apoyo que hemos recibido en la alianza es impresionante.

P: ¿Quiénes conforman la base que nutre este movimiento que estuvo en ese centro de Miami…

R: ¿Usted ve ese teléfono? Mire, todos esos son los que conforman, son gente del pueblo. Aquí puede haber miembros de la Contra, puede haber miembros del Partido Liberal Nacionalista, hay miembros del PLC, hay miembros del PLI, hay miembros sandinistas que me dicen que fueron sandinistas, hay miembros de toda índole. El que quiera inventar que esto es propiciado por ex guardias nacionales, primero que todo yo soy un hombre de 70 años y era un chigüín cuando la Guardia Nacional.

Una de mis críticas al sistema periodístico es en vez de reportar como lo estás haciendo tú en esta en esta entrevista y hacer preguntas difíciles para mí o preguntas interesantes para la audiencia, hay muchos medios que inyectan sus editoriales personales o político y ahí es donde pierden el interés de la juventud porque la gente sabe otro cuento, las verdades de los periodistas torcidas no son la verdad del pueblo necesariamente.

P: ¿Qué podemos concluir de estos encuentros que usted ha venido propiciando, se organizan para qué? Cuando los nicaragüenses en cualquier latitud dicen ‘ve ahí anda un Somoza organizando eso’ a uno lo primero que se le viene a la cabeza es ‘bueno está organizando un partido político’ o va a surgir un partido político y va a liderar la lucha aprovechándose de las circunstancias.

R: (Risas) Te voy a responder con una letra, si fuera esa deducción correcta, ¿Y?

P: ¿Por qué no habla claramente? Dijo en esa entrevista que yo reproduje en mi plataforma pero es de BTN, dijo: ‘Yo no tengo presidentitis’ ¿Qué significa eso, usted no aspira a la Presidencia?

R: No, te voy a explicar por qué. Primero que yo nací en la Casa Presidencial, en 1952 mi abuelo era Presidente y mi padre vivía con él, anduve en la sombra del poder hasta los 11 0 12 años que mi papá estuvo en la Presidencia y después por su popularidad y su poder político anduve en su sombra en otro ambiente, no en la Presidencia pero en el ambiente político de Nicaragua, yo he visto todo. Yo he visto cómo se jugó la política por lo menos en los años en yo viví en Nicaragua porque después vino el doctor René Schick, después vino el doctor Lorenzo Guerrero, después vino mi tío, después el Kupia Kumi, después mi tío y después el desastre; pero después de esas vida yo estoy claro que hay gente muchísimo más capaz que yo, gente que tiene más juventud que yo, que pueden hacer una gestión presidencial mucho mejor que yo, esa es mi opinión personal.

Eso no quiere decir que si yo tuviera que hacerlo, creo que haría un buen papel, pero mi interés más que nada es tratar de ver a Nicaragua libre de estos sátrapas que han destrozado Nicaragua. Cómo es posible que yo no haga nada cuando yo veo Operación Berta en la historia de Nicaragua donde un ser humano que ha trabajado toda su vida y tiene 1.000 córdobas en su posesión y va al banco y le dan uno.

P: Usted está hablando como un político. Nosotros publicamos en La Mesa Redonda que usted no tiene ‘presidentitis’ porque fue lo que usted dijo. Pero ahora dice ‘si eso fuese así ¿y?’ y se pone a reír, quiere decir que puede tener una agenda oculta. Abramos el juego ¿a usted le interesaría ser el Presidente de Nicaragua, sí o no?

R: No, te voy a explicar por qué, muy sencillo. Primero, porque estaría cargando un quintal de historia que ha sido mal escrita y mal representada, y eso es una distracción para cualquier Presidente. Segundo, lo que te dije, yo tengo conocimiento de personas mucho más capaces que yo. Tercero, mi edad, mi salud. Date cuenta que yo soy ciudadano norteamericano, tendría que renunciar hoy para que dentro de cuatro años pueda lanzarme en Nicaragua a un puesto de elección popular dice la Constitución; entonces solo esas tres razones bastan para decirte porqué.

Puede ver la entrevista completa aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.