Cristiana Chamorro: “Si es necesario una mayor contribución de mi parte para derrotar a la dictadura, mi respuesta será sí a Nicaragua”

Cristiana Chamorro anunció el lunes su renuncia como directora y presidenta de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) lo que generó que la prensa del país le preguntara si buscaría una candidatura para participar en las próximas elecciones del 7 de noviembre.

A través de un comunicado, la hija de la expresidenta Violeta Barrios y el mártir de las libertades públicas, Pedro Joaquín Chamorro, sostuvo que “si es necesario una mayor contribución de mi parte para derrotar a la dictadura, mi respuesta será sí a Nicaragua”.

Con esto, Cristiana deja entre ver que si aceptaría ser candidata presidencial; sin embargo, aclaró que “no cree que sea el momento”, pues primero se debe lograr “una gran unidad alrededor de una visión consensuada de país”, y reformas electorales “profundas” que garanticen unas elecciones libres, honestas, transparentes, equitativas y observadas.

“Me han preguntado si voy a la lanzar mi candidatura para la presidencia de la república, mi respuesta es que no creo que sea el momento, pienso que lo primero que debemos de hacer es lograr una gran unidad alrededor de una visión consensuada de país, unidad para presionar por reformas electorales profundas que garanticen que todas las fuerzas políticas tengan los mismos derechos de impulsar sus campañas sin represión y sin restricciones de ningún tipo, unas elecciones libres, honestas, transparentes, equitativas y observadas”, dijo.

“De qué serviría tener candidatos si el régimen se cierra en vez de abrirse a la democracia. Eso es lo más importante, tener una visión de país consensuada, después vendrán las candidaturas y el proceso de selección debería de ser factor de unidad nacional, no de querellas divisionistas. El bien común está por encima de cualquier interés sectorial, por eso creo firmemente que encontraremos una manera lógica y apropiada para la selección de candidaturas”, agregó.

Chamorro indicó seguirá trabajando como asesora de la Fundación, “teniendo siempre presente el legado de lucha de mi padre y el ejemplo democrático de mi madre”.