EEUU excluye a Nicaragua de su reasignación de cuota azucarera

El gobierno de Estados Unidos excluyó a Nicaragua de la reasignación de su cuota azucarera adicional para el año fiscal 2022, que comprende del 1° de octubre al 30 de septiembre, según se refleja en un comunicado de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés).

La medida ya se había anunciado a mediados de febrero pasado, cuando un funcionario dijo bajo anonimato a la agencia AP que, el Presidente Joe Biden estaba considerando “expulsar a Nicaragua del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica o asignar su valiosa cuota de azúcar a otro país de América Central, debido a las represalias del régimen de Daniel Ortega en contra de sus opositores”.

La USTR anunció la reasignación del volumen del contingente arancelario de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para el año fiscal 2022 no utilizado para el azúcar de caña sin refinar. En la lista aparecen todos los países de Centroamérica, menos Nicaragua.

Los contingentes arancelarios permiten a los países exportar cantidades específicas de un producto a los Estados Unidos a un arancel relativamente bajo, pero sujetan todas las importaciones del producto por encima de un umbral predeterminado a un arancel más alto, explicó la USTR.

En febrero pasado, el funcionario estadounidense señaló que cualquier acción que afecte a miles de millones en el comercio anual con Estados Unidos podría infligir un grave daño económico a la élite empresarial de Nicaragua, que en su mayoría se ha mantenido en silencio mientras crecían las tácticas represivas de Ortega. 

La medida elimina lo que es esencialmente un subsidio estadounidense por valor de millones de dólares cada año.

Eric Farnsworth, ex negociador comercial de Estados Unidos en la Casa Blanca de Bill Clinton y ahora vicepresidente del Consejo de las Américas, dijo a la agencia AP que golpear una industria tan intensiva en mano de obra como el azúcar podría generar resentimiento contra Ortega en el campo de Nicaragua.

Destacó que elegir el azúcar podría ser una forma de movilizar a Carlos Pellas, el hombre más rico de Nicaragua y dueño de la mayor productora de azúcar.

Pellas fue signatario de una carta abierta de líderes empresariales después de las protestas antigubernamentales en 2018, pidiendo a Ortega que adelantara las elecciones. Advirtió que el modelo económico del país estaba en bancarrota. Pero ha permanecido al margen, al menos públicamente, desde que Ortega realmente comenzó a tomar medidas enérgicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.