Iglesia Católica pide priorizar la vida por encima de la economía, los intereses ideológicos y políticos

La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua pidió este viernes que, en medio de la pandemia del coronavirus en Nicaragua, se priorice la vida, por encima de la economía y de los intereses ideológicos y políticos.

“Hemos acogido el inspirado mensaje de la CEN en defensa de la vida. Nos decían nuestros pastores: ‘Que todos sin excepción prioricemos el cuidado de la vida, la vida por encima de la economía, la vida por encima de los intereses ideológicos y políticos; lo repetimos, la vida por encima de todo´”, reza un comunicado de la Iglesia Católica.

La declaración de la Arquidiócesis se da luego de la publicación del “libro blanco” del régimen de Daniel Ortega que admite que apuesta por el modelo de Suecia, de buscar la “inmunidad del rebaño”, sin tomar en cuenta las diferencias entre el segundo país más pobre de Latinoamérica y uno de los más desarrollados del mundo, sin equipar al sistema y personal de salud para la pandemia, ni tomar en cuenta el costo en vidas humanas, todo para “salvar la economía” del país.

La Iglesia Católica insistió en que “siempre en el centro de la atención de la preocupación social de la Iglesia está la vida humana”.

Lamentó el dolor de las madres que aún lloran la pérdida de sus hijos, el dolor de las madres de los presos políticos, “madres de luto y madres afligidas por sus hijos encarcelados de manera injusta que piden a Dios poderlos abrazar en sus hogares este 30 de mayo”, señaló.

La Arquidiócesis destacó la desconfianza de la población hacia el sistema de salud, lo que se manifiesta con el “mejor quedarse en casa”.

Por otra parte, criticó el excesivo aumento en los precios de los servicios básicos (energía eléctrica, agua potable) y en los precios del combustible, fijados en forma arbitraria y deshumanizada.

“Saludamos el esfuerzo de muchos por mantener el empleo de sus trabajadores aun en medio de la pandemia y de los agudos problemas económicos”, agregó.

Según el régimen de Ortega, la pandemia hasta ahora ha contagiado a 759 personas y dejado 35 muertos, no obstante, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 cuenta 2.687 casos, con 598 fallecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.