Kevin Monzón denunció que fue golpeado por un jefe policial mientras estuvo detenido

El joven opositor Kevin Adrián Monzón Mora, quien ha sido detenido en dos ocasiones en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, señaló el sábado a uno de los jefes de la Policía Orteguista de haberlo golpeado mientras estuvo retenido.

El adolescente, que ha sido detenido por burlarse del régimen de Daniel Ortega a través de la red social TikTok, identificó al inspector general de la Policía, Jaime Vanegas, como “uno de los que me golpearon” la segunda vez que estuvo detenido.

El joven opositor, que ha sido detenido por grabar videos en los que se mofa principalmente de Rosario Murillo, publicó en sus redes sociales una foto del jefe policial en la que lo identificó.

“Me decía que nunca iba a volver a ver a mi mamá. Este señor procedió y me decía que me habían encontrado marihuana en mi bolsito para abrirme una acusación en mi contra. #Delincuente con uniforme”, indicó en un tuit.

De acuerdo con la agencia EFE, ha intentado obtener una explicación oficial por parte de la Policía, pero esta no ha sido posible.

Monzón Mora, contó que el pasado 16 de diciembre fue detenido y trasladado a una delegación policial, en donde permaneció siete días recluido.

“Me revisaron un bolso donde andaba una imagen alusiva a los presos políticos” y el jefe policial “dio la orden de que me pegaran y me pegaron en la cara y en el pecho”.

Según su relato, el jefe policial también ordenó le colocaran marihuana en su bolso para procesarlo por el delito de tráfico de drogas.

“Ellos (los policía) se pusieron molestos por los videos” cortos que publica en sus redes sociales con la aplicación TikTok hallados en su teléfono móvil en la que critica al régimen de Daniel Ortega y a sus seguidores, indicó.

Aseguró que los policías lo amenazaron “si seguía publicando” en sus redes sociales críticas contra el Gobierno y que se mantuviera “con perfil bajo”.

Monzón Mora aseguró que seguirá grabando videos en TikTok contra el régimen, pese a las amenazas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.