La complacencia: un asesino inesperado

Por: Luis Ortega, CUSP Emérito; Ingeniero Senior de Distribución (Retirado)

2/8/2022

El Diccionario Merriam-Webster define la complacencia como “autosatisfacción, especialmente cuando va acompañada de desconocimiento de los peligros o deficiencias reales”. Y así, sucede cada vez que los trabajadores de líneas eléctricas nuevos o experimentados pierden el enfoque de la tarea en cuestión debido a soñar despiertos o permanecer en una mentalidad de piloto automático. Aquí hay un escenario para reflexionar: “La tripulación está reemplazando un poste existente que lleva un circuito de 4 kV, instalaciones secundarias y de telecomunicaciones. Se utiliza la técnica de instalación ‘Cut & Kick’. Se saca la punta del poste viejo, luego se le da forma al agujero y se ensancha un poco para acomodar la punta del poste nuevo. Se utilizan barras de excavación para trabajar el hoyo; de repente, ¡bum! ¡Un ruido fuerte y atronador y un destello indican que se golpeó un cable primario subterráneo! Sin heridos, gracias a Dios! ¡Simplemente un gran susto! ¿Pero, cómo es esto posible? Las respuestas del Boleto DigSafe del Sistema de Notificación de Una Llamada (Código 753 del Estado de Nueva York) de todas las empresas de servicios públicos involucradas en el área indicaron que no había instalaciones enterradas en el lugar de trabajo o alrededor de él. Pero había una pequeña nota junto a la respuesta de la empresa de electricidad que decía que el hallazgo era «No verificable». Tanto el capataz de la cuadrilla como los miembros de la cuadrilla no escogieron esa pequeña palabra. Una pista que le dice al lector que la empresa eléctrica no estaba segura de este caso. Después del incidente, el capataz y el equipo declararon que no vieron la nota y que estaban seguros de que no había líneas enterradas allí, ya que habían cavado decenas de agujeros y leído decenas de boletos DigSafe sin ningún problema.

¿Qué tal el siguiente escenario?: “Un trabajador de líneas eléctricas experimentado (JL) está distante en su balde ayudando a otro JL a instalar un nuevo transformador en un poste de servicios públicos. Por un segundo, su mente se pierde en otra cosa. Se concentra en sus próximas vacaciones a Ríos de Janeiro, Brasil; o sobre la discusión con su esposa que tuvo anoche; o el pago tardío de la hipoteca de su casa. De repente, escucha al otro JL pidiendo ayuda para reposicionar el transformador, ahora suspendido en el aire mientras está conectado a la línea del camión grua. Reacciona de forma exagerada y opera los controles de su balde demasiado rápido, golpeando y levantando la parte inferior del transformador. ¡La eslinga se afloja y se sale de los cáncamos de elevación, lo que hace que el nuevo transformador caiga repentinamente al suelo! En una fracción de segundo, hay un gran derrame de petróleo por toda la acera y la calle. Incluso algunos de los miembros de la cuadrilla estan salpicados de aceite mineral. ¡Que desastre! ¡Un desastre ambiental!” Después del incidente, los JL indicaron que habían hecho este tipo de trabajo muchas veces sin problemas y que no entendían por qué sucedió el incidente.

El punto es que la “Complacencia” puede matarte. Debe estar alerta todo el tiempo mientras trabaja. Desde el momento en que sales de casa y conduces al trabajo hasta el momento en que regresas a casa; debes estar alerta. ¡No te confíes! Recuerde– estar seguro, trabajar seguro, pensar seguro, actuar seguro. ¡Tu familia y tus amigos NO se merecen menos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.