Ortega busca “control absoluto del poder político” a través de farsa electoral municipal, dice Urnas Abiertas

El observatorio Urnas Abiertas criticó este martes que la convocatoria del Consejo Supremo Electoral (CSE) a la farsa electoral municipal prevista para el 6 de noviembre, se hizo de “forma tardía” y “en medio de una confusión generada por el llamado a Verificación Ciudadana al margen de las autoridades electorales y tras el incremento de la violencia política y represión por parte del régimen”.

En ese sentido, dos expertos de Urnas Abiertas, señalaron que el dictador Daniel Ortega pretende el “control absoluto del poder político” a través de la farsa electoral municipal, que fue anunciada hoy mismo en La Gaceta, diario oficial de Nicaragua.

Un experto municipal de Urnas Abiertas que solicitó anonimato y Olga Valle, directora de esta organización, analizaron la convocatoria tardía a través de una entrevista que a continuación publicamos integramente.

– Exactamente estamos a menos de 3 meses de las municipales, desde su expertise ¿en ese período es posible organizar unas elecciones que cumplan con las normas internacionales?

Experto municipal: No, comenzando por la estructura del CSE y todo el tendido que tiene el régimen y los partidos colaboracionistas, prácticamente van a hacer elecciones poco transparentes. Si no se han celebrado comicios transparentes en años anteriores, menos ahora que ellos tienen todo el control.

– De acuerdo a registros históricos del CSE esta es la primera vez desde el año 2000 que unas elecciones municipales se organizan con tan poco tiempo. ¿Qué lectura le dan a esto?

Experto municipal: Prácticamente están apuntando a aumentar el control municipal, que ya tenían. Por eso, a través de la presión y represión están buscando el control absoluto y están presionando a otras autoridades locales liberales a ceder.

Olga Valle: El CSE sigue comprometiendo la integridad electoral y nacional al convocar a unas elecciones municipales con tan poco tiempo. La demora en la convocatoria de las elecciones, además de ser una práctica sistemática, es una decisión discrecional del CSE que afecta la posibilidad de que exista una verdadera organización, participación y fiscalización ciudadana. El fortalecimiento institucional democrático es parte de los compromisos del Estado de Nicaragua con los instrumentos normativos del Sistema Interamericano y su ordenamiento jurídico interno, pero por el contrario, el gobierno ha apuntado a utilizar la institucionalidad para sus fines políticos. –

– Urnas Abiertas tuvo acceso a un proyecto de Calendario Electoral que se prevé sea publicado en los próximos días, en este archivo no está establecida fecha para la Verificación Ciudadana pero sí se indica que el 7 de septiembre es el cierre del Padrón Electoral. ¿Cómo valoran esto y qué consecuencias tiene esta decisión tomando en cuenta las irregularidades del año pasado?

Experto municipal: La poca transparencia es evidente, el Padrón Electoral está manipulado y la Verificación Ciudadana se establece con gente de ellos. Aunque existiese una auditoría del Padrón Electoral, es poco confiable si la información no está depurada y si no hay un mecanismo adecuado y público.

Olga Valle: Es preocupante que en el Calendario Electoral se omita, la Verificación Ciudadana es una actividad contemplada en el Calendario Electoral. Es un procedimiento organizado para perfeccionar y depurar de forma permanente el Padrón Electoral antes de su cierre, correspondiente a “setenta días antes de las Elecciones Generales”, según lo establecido en el artículo 37 de la Ley Electoral (Ley 331).

Desde el pasado 27 de julio existe una confusión sobre la Verificación Ciudadana cuando la estructura partidaria del FSLN convocó a una jornada presencial para este 13 y 14 de agosto y no ocurrió. Los operadores políticos del oficialismo llegaron incluso a amenazar y hostigar a trabajadores del Estado para que participaran en dicha actividad. Sin embargo, a medida que pasaron los días, las mismas estructuras partidarias modificaron el llamado, indicando que se llevaría a cabo de manera virtual del 18 al 31 de agosto.

También hay que recordar que desde la depuración del Padrón se hace necesaria porque la migración de nicaragüenses ha incrementado tras el fraude electoral de 2021. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos reveló recientemente que entre enero y julio de 2022 han detenido a 96, 193 nicaragüenses en sus fronteras.

Desde Urnas Abiertas nos preocupa la manipulación excluyente que de manera sistemática le dan al Padrón Electoral, un ejemplo es lo que ocurrió el año pasado, una estimación técnica sugiere que desaparecieron más de un millón de votantes, cifra que a la fecha el CSE no ha sido capaz de explicar.

– De acuerdo al monitoreo de Urnas Abiertas, los partidos políticos colaboracionistas han venido preparándose desde mayo, incluso ellos ya tienen elegidos los candidatos que presentarán el próximo 3 de septiembre y normalmente el proceso de elección les tomó más de lo establecido en el Calendario Electoral recién publicado. ¿Considera que hay cierta complicidad de parte de ellos con el CSE?

Experto municipal: Sí, el régimen ya tiene designado a sus propios candidatos y los partidos colaboracionistas lo que han hecho es validar para seguir en los puestos. No podemos decir que hay una convocatoria transparente sino se cumplen los plazos y los ciudadanos no pueden decidir libremente a sus autoridades.

Olga Valle: El actuar de los partidos colaboracionistas al margen de la convocatoria del CSE es de las primeras irregularidades que registramos en este período electoral. El mes de julio se registró un incremento de actos partidarios del PLC, APRE, PLI y ninguno de estos eventos fueron asediados por la policía o prohibidos por el gobierno, a pesar de la violencia generalizada y estado policial de facto que mantiene el régimen en el país. No hay que olvidar que los partidos que conservan su personería jurídica y participan en estas farsas electorales son los que cuentan con el beneplácito del régimen, así que no sería de extrañar que tengan información directa del CSE, quien hasta hoy se mantenía en silencio aunque dichas elecciones las clasifiquen como “de interés nacional”.

– A nivel territorial, algunos CED, CER y CEM han venido trabajando desde semanas anteriores en ciertos municipios, pero según la Ley Electoral la conformación de estos y por ende su trabajo debería ocurrir hasta que los partidos inscritos envíen ternas para elegir a sus miembros, procesos que no debería de realizarse hasta que la convocatoria sea oficial. ¿Estamos ante una irregularidad? ¿Qué repercusiones podría tener su confirmación al margen de la convocatoria oficial?

Olga Valle: Esta es otra de las irregularidades que registramos para los comicios de 2022. Su conformación temprana resta credibilidad al trabajo que realizan, recordemos que estos órganos actúan bajo la coordinación del CSE, que no goza de credibilidad por estar dominado por el sandinismo. Además, los cargos de “Presidente” y “Primer Miembro” de estos órganos se reparten entre el FSLN y PLC, uno de los resultados del pacto Ortega-Alemán para dividirse las instituciones.

– Nicaragua se enfrenta nuevamente a un proceso electoral sin observación electoral, el año pasado el régimen invitó a acompañantes parciales que tenían afinidad al FSLN, ¿Cómo afecta esto a la democracia?

Olga Valle: El totalitarismo del régimen de Ortega solo ha venido incrementando con el paso de los años. El fraude electoral fraguado dio pie a la instalación de un gobierno de facto, que lejos de solucionar la problemática sociopolítica ha profundizado la crisis humanitaria y de derechos humanos. La aniquilación de la oposición en 2021 y la persecución política generalizada, ha dejado únicamente a partidos políticos colaboracionistas, lo que permite asegurar que hoy en Nicaragua no hay partidos políticos útiles para el proceso social y político.

Desde Urnas Abiertas reiteramos que Nicaragua necesita un proceso electoral municipal creíble, íntegro y legítimo. Insistimos en la importancia del restablecimiento de las condiciones democráticas las cuales incluyen la liberación de las personas detenidas, cesar la represión, la violencia política y el estado policial; reestructurar el Consejo Supremo Electoral (CSE) para garantizar que funcione de forma totalmente independiente, transparente y responsable y garantizar la observación nacional e internacional independiente, fidedigna y creíble, incluyendo observadores en materia de Derechos Humanos como la CIDH y OACNUDH.

– En las próximas elecciones municipales del 6 de noviembre se esperan elegir 153 alcaldías, el FSLN ya tiene el control de 140 ¿es preocupante el control del régimen sobre tantas alcaldías? ¿Prevé que pueda hacerse del control de más municipalidades?

Olga Valle: Desde que el FSLN llegó al poder en 2007 se ha venido haciendo del control de las municipalidades de forma irregular. El mes pasado asaltó de forma arbitraria, ilegal e inconstitucional 5 alcaldías de CxL. El régimen apuesta por el control absoluto del poder político sin autonomía municipal, la que ha sido golpeada de manera sistemática y continúa en los últimos años. El desarrollo socioeconómico de las familias nicaragüenses se ve duramente afectado cuando no se cuenta con autoridades locales que no escuchan ni responden a las demandas ciudadanas, la escalada totalitaria solamente dejará como resultado mayores retrocesos en el bienestar de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.