PEN Nicaragua pide a Ortega devolver los medios de comunicación confiscados

La organización internacional PEN capítulo Nicaragua pidió este martes al régimen de Daniel Ortega devolver “los bienes incautados ilegalmente” a los medios de comunicación independientes, en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

“Exhortamos al Gobierno a restituir los bienes incautados ilegalmente, a permitir la expresión crítica de su ciudadanía, especialmente la del periodismo nicaragüense”, demandó esa entidad en una declaración.

Las autoridades mantienen ocupados desde hace dos años los edificios privados donde funcionaban el canal de televisión 100 % Noticias, dirigido por el periodista Miguel Mora; así como las salas de redacción de los medios Esta Semana, Esta Noche, Confidencial y Niú, dirigido por el periodista Carlos Fernando Chamorro.

CRITICAN USO DE LA FUERZA

En su declaración, PEN Nicaragua se sumó a las voces “preocupadas por la ocupación y confiscación del edificio y medios de trabajo de la empresa de comunicaciones que, bajo la dirección de Carlos Fernando Chamorro producen Esta Semana, Esta Noche y Confidencial”.

“El día de ayer (lunes), el periodista Chamorro citó a los medios a una conferencia de prensa en las afueras de su ocupado edificio, al que no ha podido acceder desde un 14 de diciembre de 2018. La conferencia fue interrumpida violentamente por varias patrullas policiales que desplegaron una fuerza de antimotines para obligarlos a desalojar el sitio”, criticó.

Según PEN Nicaragua, no había ninguna razón para enviar agentes antidisturbios “a lo que era una actividad pacífica que no acarreaba ningún riesgo, ni era un motín”.

“Cargando sus escudos y empujando a los presentes, incluyendo a la señora Vilma Núñez de Escorcia que, como directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), asistió, la patrulla policial arremetió contra asistentes y periodistas que cubrían la actividad”, denunció.

CONDENAN ATROPELLO A MEDIOS

“Condenamos este nuevo atropello a los medios de comunicación nicaragüenses independientes y lamentamos el irrespeto a la Constitución del país que consigna el derecho a la movilización ciudadana y el respeto a la libertad de prensa”, añadió.

La Policía Orteguista desalojó el lunes a Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios (1990-1997), cuando exigía la devolución del edificio donde funcionaban sus medios, que se mantiene ocupado por las autoridades desde hace dos años.

Los policías bajaron de dos patrullas y ordenaron a Chamorro, a su esposa, Desirée Elizondo, y a varios periodistas a su cargo, así como a la presidenta del Cenidh, retirarse del lugar.

Las agresiones de la Policía contra periodistas u otros trabajadores de medios de comunicación no oficialistas ocurren con frecuencia en Nicaragua desde abril de 2018 cuando estalló una crisis, según ha denunciado la no gubernamental Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.