Periodista David Quintana pagará multa con dinero de la caridad

“De córdoba en córdoba”, así afirmó este jueves haber reunido 13.500 córdobas (unos 387 dólares) el periodista David Quintana, director de la plataforma Boletín Ecológico, al referirse a una multa que le obligó a pagar el Poder Judicial, por el falso delito de “injurias y calumnias”, en un caso tildado como político en contra de la prensa independiente.

Al periodista, le tomó 42 días recaudar el dinero entre la caridad nicaragüense, luego de que un segundo juez desestimó su recurso de apelación, tras ser condenado por entrevistar a una pareja en un conflicto de propiedad.

“Recurrí a la población para que, de córdoba en córdoba, me apoyara, porque lamentablemente se agotaron todos los recursos de ley. Lo único que me queda es pagar, los periodistas que cubrimos la crisis de Nicaragua no nos estamos haciendo ricos”, dijo a la agencia Efe Quintana, tras confirmar que recaudó el monto total de la multa.

El periodista, quien ha sostenido su inocencia debido a que las leyes de Nicaragua no impiden hacer entrevistas, se mostró agradecido con el apoyo recibido “de los más humildes”, pues en una ocasión se encontró con un depósito de 0,05 dólares y en otra una campesina lo localizó para decirle que había vendido una gallina para ayudar a pagar la multa.

PERSECUCIÓN, ACOSO, CAPTURA

Quintana también agradeció el apoyo y acompañamiento de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la recién desaparecida Fundación Violeta Barrios de Chamorro y a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CIDH), ya que incluso antes del juicio el Poder Judicial, dominado por el orteguismo, le dio el trato de un reo con libertad condicional.

“Esta es la situación que vive el periodismo independiente en Nicaragua: persecución, acoso, captura, como la de Jacdiel Rivera (periodista detenido cuando cubría un suceso policial)”, indicó Quintana.

“Los periodistas independientes estamos siendo víctimas de la represión. El Estado está atacando, asediando y persiguiendo a los periodistas. El pago de esta multa refleja el dolor y el asecho que está sufriendo la prensa en Nicaragua”, sostuvo.

“Lo irónico es que con este dinero dejo de pagar mi comida o comprar un equipo, más bien estoy pagándole al régimen de manera forzada para hacer mi trabajo, y para que siga persiguiendo a la prensa independiente”, concluyó Quintana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.