UE pide a Ortega anular todos los procesos judiciales y sentencias contra los presos políticos en Nicaragua

El portavoz de Exteriores de la Unión Europea (UE), Peter Stano, dijo este lunes que el Poder Judicial orteguista de Nicaragua ha “violado sistemáticamente el debido proceso y el propio código penal de Nicaragua” al dictar fallos de “culpabilidad y duras sentencias” a presos políticos del país, en “juicios a puertas cerradas”. Por ello, pidió al dictador Daniel Ortega anular todos los procesos judiciales y sentencias contra las personas detenidas por motivos políticos en el país.

Los jueces y fiscales en estos juicios han violado sistemáticamente el debido proceso y el propio código penal de Nicaragua; la presunción de inocencia fue violada por la Fiscalía en nota pública, llamando a los detenidos ‘delincuentes’ e ‘infractores’”, criticó el portavoz a través de un comunicado.

Esperamos que el Gobierno de Nicaragua libere de manera inmediata e incondicional a todos los presos políticos y anule todos los procesos judiciales en su contra, incluidas sus sentencias”, dijo Stano.

La UE también responsabilizó al régimen de Ortega a “garantizar que las condiciones de detención cumplan con sus obligaciones internacionales de derechos humanos y con estándares como las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos de la ONU, las reglas Mandela”. 

Tomamos nota de que desde la muerte en detención de Hugo Torres el 12 de febrero, algunos detenidos ancianos y enfermos han sido asignados a arresto domiciliario, pero esto solo puede ser un primer paso”, señaló.

En ese sentido, la UE destacó que “los encarcelados fueron detenidos por motivos incompatibles con las normas internacionales de derechos humanos y con la Constitución de Nicaragua”. 

Muchos de los presos políticos han estado recluidos en régimen de incomunicación durante más de ocho meses, y algunos de ellos se enfrentan a interrogatorios diarios o a largos períodos de reclusión en régimen de aislamiento. Solo han visto a sus familias en raras ocasiones. Como ha señalado reiteradamente la ONU, tales condiciones de detención plantean riesgos reales para la integridad física y mental de los presos y pueden constituir trato cruel, inhumano y degradante, o incluso tortura”, indicó.

La UE subrayó que desde 2018, el régimen de Ortega ha llevado a cabo “el encarcelamiento, hostigamiento e intimidación sistemáticos de precandidatos presidenciales, líderes opositores, líderes estudiantiles y rurales, periodistas, defensores de derechos humanos y representantes empresariales”.

Concluyó afirmando que “la Unión Europea continuará siguiendo de cerca la situación y apoyando al pueblo de Nicaragua en su legítima aspiración a la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.