Al menos 27 muertos en Colombia tras un deslizamiento de tierra

Un deslizamiento de tierra sepultó tres buses y una motocicleta que se desplazaban en una vía entre los departamentos de Chocó y Risaralda, en el noroeste de Colombia. El presidente Gustavo Petro ha confirmado este lunes que al menos 27 personas han muerto, incluyendo tres menores.

El mandatario también aseguró que las familias tendrán “un acompañamiento integral por parte del Gobierno nacional”. “Hemos hecho todos los esfuerzos posibles para rescatar con vida a las personas sepultadas por el deslizamiento de tierra en Pueblo Rico, Risaralda. Es una tragedia”, había manifestado previamente a través de su cuenta de Twitter.

El accidente ocurrió ayer domingo en la mañana cuando una montaña se desprendió y cayó sobre los vehículos que atravesaban la carretera en el municipio de Pueblo Rico en el sector conocido como La Cabaña.

Aunque el alud cubrió tres vehículos de transporte público, el más afectado fue un bus de la empresa Arauca que hacía la ruta entre Cali (Valle del Cauca) y Condoto (Chocó) que quedó completamente sepultado. Al menos cuatro de los rescatados sufrieron traumas leves y ya se encuentran estables.

En la zona continúa la búsqueda de los desaparecidos, pero de acuerdo con el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, las lluvias y la inestabilidad en el terreno han entorpecido las operaciones de rescate. En efecto, de acuerdo con la dirección la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), ha habido otros “dos movimientos en masa suplementarios” que han dificultado el trabajo de los rescatistas. En el lugar de la tragedia hay 70 trabajadores de la Dirección Nacional de Bomberos de Colombia.

El director de la Unidad, Javier Pava, anunció que el Gobierno ya está trabajando para brindar apoyo económico a los familiares de las víctimas, y evalúa cuales son las vías de mayor riesgo que deberían restringir su tránsito en esta ola invernal.

Además de los menores fallecidos, la historia de otra niña que salió con vida ha marcado el rescate en Risaralda. Según narró el gobernador Tamayo, los rescatistas encontraron a una niña abrazada al cadáver de quien sería su madre.

De acuerdo con el diario El Tiempo, la menor se recupera en un centro hospitalario y ya está en compañía de su padre. Todavía no hay información sobre el cuerpo de la mujer y las posibilidades de encontrar sobrevivientes cada vez son más lejanas.

*EL PAÍS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.