Exjefes de Estado piden a organismos internacionales y bancos congelar fondos al régimen de Ortega

El Club de Madrid, que agrupa a más de un centenar de expresidentes de todo el mundo, reclamó este miércoles a los organismos internacionales y los bancos centrales que congelen la financiación al régimen de Daniel Ortega como castigo por “la escalada de represión y persecución” perpetrada en Nicaragua.

El Club de Madrid es una organización constituida en mayo de 2002, reúne a más de 100 ex jefes de Estado y de gobierno, así como a expertos y académicos para debatir asuntos concernientes a la democracia. 

La organización condenó “enérgicamente” la situación en Nicaragua, que ha descrito como “el mayor caso de atropello a la democracia a la región en años”, según reporta Europa Press.

“Más allá de ilegalizar a todos los principales partidos de la oposición, son más de 30 los opositores detenidos, incluidos siete aspirantes a la presidencia, a lo que ahora se suma la orden de detención contra el escritor Sergio Ramírez”, acusado de “conspirar y de incitar al odio”, lamentaron los líderes mundiales.

En este sentido, creen que el señalamiento de “la figura internacional más reconocida” de Nicaragua pone la guinda a una cascada de “arbitrariedades”. “Debe ser la última”, apuntó el Club de Madrid, partidario de adoptar medidas concretas contra el régimen de Ortega.

“La comunidad internacional, incluyendo la Unión Europea, pero en especial a la (Organización de Estados Americanos) OEA y sus Estados miembros, deben actuar ya o su silencio hablará por ellos”, dijo este grupo, que reclama la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Este mecanismo, contemplado ante posibles abusos sobre la democracia en la región, supondría para el Club de Madrid “una clara señal al apoyo a instituciones democráticas en la región en un momento de grave polarización política y de una creciente fragilidad en la institucionalidad democrática”.

DETERIORO DE LA DEMOCRACIA

Asimismo, ha planteado una congelación de los fondos que “dan oxígeno” a Ortega y “le permitan avanzar en su concentración de poder y deriva autoritaria”, en la medida en que considera que Ortega “está haciendo del camino hacia las elecciones de noviembre la confirmación de una auténtica dictadura”.

“El deterioro de la democracia en Nicaragua lleva más de diez años gestándose, de manera gradual pero evidente. Es una nueva forma de golpe de Estado que, a su vez, requiere un cambio en la reacción y respuesta de la comunidad internacional”, aseveró el Club de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *