Control del Congreso en EEUU aún sin definir tras elecciones de medio término

Los republicanos se acercaron este jueves a obtener el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Sin embargo, los resultados de dos carreras por el Senado en Arizona y Nevada, mantiene en el limbo el control de la cámara alta dos días después de las elecciones de medio término.

Los republicanos habrían ganado 209 contiendas a la Cámara Baja en su búsqueda por lograr la mayoría de 218 votos en el cuerpo legislativo, compuesto de 435 miembros. Los demócratas han ganado 192 escaños, dejando 34 contiendas sin decidir mientras continúa el conteo de votos.

Los republicanos dicen confiar en que ganarán la mayoría en la Cámara de Representantes, aunque expresan consternación por el hecho de que su ventaja política sobre los demócratas sea mucho menor que en predicciones preelectorales, en las que se anticipaba una “marea roja” de ganadores republicanos en la Cámara una vez llegara enero, cuando el nuevo Congreso presta juramento.

El congresista Kevin McCarthy, líder actual de la minoría republicana en la Cámara, es el favorito para convertirse en el próximo presidente del cuerpo legislativo si su partido toma control sobre los demócratas. McCarthy comenzó a llamar a sus copartidarios para pedirles su apoyo en una próxima votación para determinar quién liderará a los legisladores republicanos de la Cámara.

McCarthy reemplazaría a la demócrata Nancy Pelosi, la presidenta actual, y al igual que ella, según los términos de la Constitución de EEUU, automáticamente se convertiría en el segundo en la línea de sucesión a la presidencia después de la vicepresidenta, en caso de que los dos principales puestos del país quedaran vacantes.

Actualmente, los republicanos han ganado 49 de los 100 escaños del Senado, mientras que los demócratas han ganado 48, reflejando virtualmente la división actual de 50-50 entre los dos partidos.

Una de las contiendas restantes se decidirá en una segunda vuelta el 6 de diciembre en el estado sureño de Georgia, entre el senador demócrata Raphael Warnock y su retador republicano, el ex jugador de fútbol americano Herschel Walker. Luego de que un tercer candidato se llevara el 2 % de los votos, ni Warnock ni Walker cruzaron el umbral del 50 % requerido para ganar el escaño.

En las otras dos contiendas sin resolver, un demócrata y un republicano actualmente llevan la delantera. El actual senador demócrata de Arizona, Mark Kelly, tiene una ventaja de 95.000 votos sobre su oponente republicano, el inversionista Blake Masters, y los funcionarios electorales estiman que quedan 830.000 votos por contar.

En Nevada, el republicano Adam Laxalt, exfiscal general del estado, supera a la actual senadora demócrata Catherine Cortez Masto por 15.000 votos y quedan unas 180.000 boletas por contar.

El presidente Joe Biden destacó este miércoles que el Partido Demócrata había tenido mejores resultados de los esperados en contra de los republicanos, y anunció que invitará a los líderes de ambas formaciones a la Casa Blanca después de que regrese de las reuniones del G-20 en Indonesia, para discutir cómo trabajar juntos en materia económica y prioridades de seguridad nacional.

Cualquiera que sea el resultado final, Biden dijo que las elecciones, llevada a cabo con menores inconvenientes en todo el país, fue un buen día para Estados Unidos.

Nuestra democracia ha sido puesta a prueba en los últimos años, pero con sus votos, el pueblo estadounidense ha hablado y demostrado una vez más que la democracia es lo que somos”, aseguró.

*VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.