Denuncian la persecución del régimen de Ortega contra la Iglesia católica en Nicaragua

En el marco de la 77 Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, se llevó a cabo este jueves un Foro sobre Libertad Religiosa, en la que el abogado nicaragüense Juan Carlos Arce, defensor del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, denunció la persecución del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia católica en Nicaragua.

Arce declaró que el régimen de Ortega “pretende silenciar a una de las voces más potentes y legitimas en Nicaragua: la voz de la iglesia católica que desde 2018 como parte de su labor pastoral acompaña las luchas por justicia de las víctimas de la represión”.

En ese sentido, el abogado mencionó algunas de las agresiones que el régimen ha realizado en Nicaragua como la expulsión del país del Nuncio Apostólico Monseñor Waldemar Sommertag, la expulsión de 18 religiosas de las Misioneras de la Caridad, la ilegalización de 1,800 ONG, de ellas 29 de carácter religioso; el cierre de más de una decena de radios y canales católico, el secuestro de 7 sacerdotes, 1 diacono, 2 seminaristas y un camarógrafo del canal Católico de Matagalpa.

Tampoco, podemos olvidar que desde el 04 de agosto el Obispo de Matagalpa Rolando Álvarez junto a su equipo de trabajo fueron víctimas de un asedio policial sin precedentes, convirtiendo la Curia en una cárcel, posteriormente el 19 de ese mismo mes fueron secuestrados y en el caso de Monseñor Álvarez llevado supuestamente a casa de familiares en Managua, desde entonces no se han visto imágenes del Obispo, encontrándose desde hace 32 días bajo condición de desaparición forzada. Asimismo, la policía controla la Curia y vigila los movimientos de los sacerdotes a cargo de la diócesis”, denunció el abogado.

Arce agregó que este mes de septiembre, el régimen prohibió las celebraciones religiosas en Masaya “como un mecanismo castigo producto de su paranoia autoritaria y como un intento de control de todas las dimensiones de la vida, incluyendo la espiritual”.

Con su imparable represión el régimen de Ortega violenta los derechos a la libertad de pensamiento, de religión, de expresión y de movilización, pilares fundamentales del derecho a la libertad”, dijo.

Hoy en un contexto marcado profundamente por el abuso de poder por parte del régimen nicaragüense retomando las palabras de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado por denunciar las injusticias, pedimos y exigimos que cese la represión, que cese la persecución contra la iglesia y que sean liberados los sacerdotes, diáconos y seminaristas privados de su libertad, pedimos también por la liberación de todas las personas presas políticas en Nicaragua”, finalizó el defensor de Derechos Humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.