El Mundo, por Oscar René Vargas

*Por Oscar René Vargas | Tomado de Revista Abril

Posibles consecuencias del viaje de Pelosi

Aunque en EE.UU. el Ejecutivo y el legislativo comparten una postura de dureza ante China, el hecho de que Pelosi pisara la isla en pleno conflicto de Ucrania, con China en la órbita de Rusia, ha añadido una tensión innecesaria a las tradicionalmente difíciles relaciones entre EE.UU. y China.

La doctrina de ambigüedad estratégica de EE.UU. consiste en que: EE.UU. reconoce y tiene vínculos formales con China, no con la isla de Taiwán, que China ve como una provincia irredenta a la que espera algún día devolver al redil. EE.UU. ni rechaza ni acepta la reivindicación de China sobre Taiwán, pero tampoco reconoce la independencia de la isla. Ese difícil equilibrio se tambalea ahora por culpa de la acción de Pelosi, que desoyó la advertencia pública del presidente Biden acerca de que el ejército de EE.UU. consideraba que la visita “no era una buena idea en este momento”.

Biden apuesta claramente por una estrategia económica y diplomática en Asia Pacífico para contrarrestar a China, reforzando alianzas, la maniobra de Pelosi deja especialmente expuestos a los socios regionales: de Japón a Australia, pasando por Corea del Sur o las pequeñas pero estratégicas Islas Salomón. Asia Pacífico sometida a líneas de fuerza mayúsculas, las que marcan China y la India. Con un estado fallido como Sri Lanka, bajo los intereses de la India y China, añadir la inestabilidad a la región es como jugar con fuego.

John Kirby, coordinador de comunicación estratégica del Consejo de Seguridad Nacional expresó: “Nos oponemos a cualquier cambio unilateral en el status quo por cualquiera de las partes. No apoyamos la independencia de Taiwán y esperamos que las diferencias entre uno y otro lado del estrecho se resuelvan pacíficamente”.

La ficha que ha movido Pelosi, escribe Thomas Friedman, veterano columnista del diario The York Times, echa por tierra los meses de continuados esfuerzos diplomáticos para convencer a China de que no se alinee con Rusia en la guerra de Ucrania, con la intervención directa incluso del presidente Biden y del consejero de Seguridad Nacional.

En junio, el presidente chino, Xi Jinping, manifestó el decidido apoyo de Pekín al Kremlin en sus reivindicaciones sobre Ucrania. El hecho de que China sea uno de los mayores fabricantes de drones del mundo no es baladí: lo que más necesita ahora el ejército ruso, con la guerra estancada en el frente, son precisamente drones. Según fuentes de la Administración de Biden, la respuesta de China fue garantizar que no prestará ayuda militar a Moscú.

Ese precario equilibrio entre la contención y la intervención puede haber saltado por los aires con el viaje de Pelosi a Taiwán. La anterior visita de un alto cargo estadounidense, la del entonces presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gringich, en 1997, se produjo en un momento en que China era más débil económica y militarmente. Pero con una recesión a las puertas, la economía dando señales de ralentización y el suministro de energía secuestrado en parte por Moscú como respuesta a las sanciones por su invasión de Ucrania, la coyuntura no se presta a deslices como el de la maniobra de Pelosi. Se trata, además, de una acción unilateral que retrata a Biden como el jefe contrariado y desautorizado, cortocircuitado casi a la hora de frenar el impulso de su supuesta aliada política.

El ejército chino ha comenzado este jueves unas maniobras militares sin precedentes alrededor de Taiwán, unos ejercicios con fuego real que se prolongarán hasta el domingo. La demostración de fuerza por parte de China tiene lugar un día después de la controvertida visita a Taipéi de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi.

La reacción asertiva sí será más visible, sin embargo, hacia la opinión pública de Taiwán con acciones que mostrarán la determinación de China de que la reunificación sigue vigente. Las prohibiciones de más de 100 productos de importación de la isla de la industria de alimentación y agrícola son apenas la punta del iceberg del estrangulamiento de la economía taiwanesa. China es el mayor socio comercial de Taiwán, y las restricciones también podrían retomar anteriores prohibiciones de viajes individuales o en grupo de ciudadanos chinos a la isla, aunque el mayor debilitamiento se produciría reduciendo la competitividad de la industria de semiconductores de Taiwán, su pilar económico. La manufactura de chips supone el 35% de las exportaciones de la isla, y la política de potenciar la fuga de talento taiwanés para impulsar la ambición de autosuficiencia tecnológica de China ya está implícitamente debilitando la economía de la isla.

El desafío geopolítico de la visita de Pelosi plantea, asimismo, un impacto en las ambiciones de estabilidad en el Indo-Pacífico que, de nuevo, se ven inmersas en el juego de equilibrio de poder entre Washington y Pekín en la región. La creciente esfera de influencia regional que ha conseguido desplegar China ha reactivado la estrategia “Pivot to Asia” de la Administración estadounidense para contrarrestar el despliegue de la diplomacia china, principalmente en materia de seguridad y defensa.

Los países asiáticos aspiran, sin embargo, a que se mantengan sus ambiciones de paz y seguridad regional ante el escenario de escalada de tensión ya evidente en las relaciones entre EE.UU. y China antes de la llegada de Pelosi a Taiwán, y que se elevarán a nivel mayor con su visita a la isla. La fortaleza de la economía china ha convertido al gigante asiático en socio preferente de sus vecinos en Asia con los que conjuntamente ha creado el mayor acuerdo de libre comercio del mundo, promoviendo el desplazamiento del eje de la economía mundial hacia el Este.

La visita a Taiwán de Pelosi, duró menos de 24 horas, pero sus consecuencias serán profundas y se harán sentir, al menos, en el mediano plazo. China ya anunció una serie de represalias comerciales contra Taipéi, entre las cuales se incluye el bloqueo a las exportaciones de arena natural, componente básico en la fabricación de semiconductores, sector en el que la isla es líder mundial. Asimismo, se puso en pausa la construcción de una planta de producción de baterías de litio que suministraría a empresas como Tesla o Ford, y ha trascendido que varios proveedores de Apple suspendieron sus envíos.

Taiwán importó unas 20 mil toneladas métricas de arena natural de China en la primera mitad de este año, según el Ministerio de Asuntos Económicos. En 2020 adquirió 5.67 millones de toneladas métricas de arena, y 90 por ciento de estas compras provienen de China. El gobierno chino suspendió también las importaciones de cítricos y pescado desde Taiwán, y advirtió que tomará otras medidas rigurosas, lo que afectaría, entre otras cosas, al mercado de los semiconductores en la isla.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, ratificó el respaldo del organismo a la política de una sola China. La Asamblea General de la ONU adoptó la Resolución 2758 en 1971, que decidió restaurar los derechos legítimos de la República Popular China y reconoció a los funcionarios del gobierno como los únicos representantes legítimos de China.

El Opus Dei / Papa Francisco

Este jueves entra en vigor el nuevo motu proprio (documento papal) Ad charisma tuendum (Para tutelar el carisma), con el que el Papa Francisco le restará poder e independencia al Opus Dei dentro de la Iglesia. Por un lado, el Papa ha degradado a su Prelado, cargo con el que se conoce al líder de la entidad: “no será distinguido” con el cargo de obispo y no podrá ostentar ni el anillo ni las vestiduras episcopales. A partir de ahora, su título será el de protonotario apostólico supernumerario. El fin de esta medida, indica Francisco, es que la forma de gobierno del Opus Dei esté “basada más en el carisma que en la autoridad jerárquica”. El Opus Dei está presente en más de 60 países y lo integran 90.805 miembros laicos y 2.095 sacerdotes.

El Papa ha decretado que la Obra —como también se conoce a la institución— pasará a rendir cuentas al Dicasterio del Clero, entidad que será la encargada de evaluar, y no el propio Opus Dei, como hasta ahora, “las cuestiones que en cada caso corresponda afrontar”, como la formación de sus sacerdotes o “eventuales controversias”. La institución, además, tendrá que presentar un informe anual ante este dicasterio sobre su situación y el “desarrollo de su trabajo apostólico”.

El motu proprio también señala en uno de sus seis artículos que, en base a estas modificaciones, los estatutos del Opus Dei “serán convenientemente adaptados”, a través de propuestas de la propia institución, pero que deberá aprobar finalmente el Vaticano. “Aceptamos filialmente”, fue la respuesta del dirigente del Opus Dei, el sacerdote Fernando Ocáriz Braña, cuando a finales de julio el Vaticano dio a conocer la nueva norma.

El Opus Dei está definido dentro de la Iglesia católica como una prelatura personal, es decir, la institución religiosa está dirigida por un prelado y no está circunscrita a un territorio determinado, como las diócesis, ni tampoco bajo la autoridad de ningún obispo. Es la única institución canónica que dispone de este privilegio, lo que la convierte en un caso único. Esta condición se la otorgó Juan Pablo II en 1982 a través de la constitución apostólica ―la norma de más alto nivel que puede decretar el Papa― Ut sit (Para que sea).

La Obra ha sido criticada repetidamente a lo largo de los años por decenas de exmiembros, que acusaban a sus dirigentes de practicar métodos coercitivos en un entorno de secretismo, abusos y sectarismo, desde donde se difunden creencias ultraconservadoras, y un proselitismo agresivo.

Declaraciones del excanciller alemán Gerhard Schröder

“Si las cosas se ponen realmente difíciles, existe este gasoducto (Nord Stream 2), y con los dos gasoductos Nord Stream (1 y 2) no habría problemas de suministro para la industria y los hogares alemanes”, comenta el excanciller alemán Gerhard Schröder, quien gobernó Alemania entre 1998 y 2005. “De lo contrario, hay que atenerse a las consecuencias, y también serán enormes en Alemania”, añade.

Schröder, que volvió a calificar la guerra de “error del Gobierno ruso”, insiste en la entrevista en que no ve por qué debe disculparse ni tampoco por qué debe romper sus vínculos con Putin. “Si se analizan los problemas realmente relevantes, son solucionables”, comenta el excanciller. Por ejemplo, dijo que era “absurdo” que Ucrania se plantee reconquistar militarmente la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014. Sin embargo, Schröder comentó que la situación era “muy complicada” en Donbás, la región que forman las provincias de Donetsk y Lugansk y que Rusia está cerca de controlar totalmente. “Para ello, tendremos que encontrar una solución basada en el modelo cantonal suizo”, apuntó. “¿Queremos realmente resolver el conflicto? Entonces debe haber concesiones por ambas partes”, sentenció.

Estados Unidos: la cultura de la guerra

La cultura oficial de guerra en EE.UU. es nutrida constantemente a través de espectaculares misiones asesinas, la resurrección de viejos enemigos como Rusia, y más nuevos como China, pero también con la ayuda clave de Hollywood. El Pentágono y la CIA han ejercido control directo sobre más de 2 mil 500 películas y programas de televisión, escribió Roger Stahl, profesor de comunicación de la Universidad de Georgia y especialista en el tema, en un reciente artículo publicado en Los Angeles Times. Glen Roberts, encargado de la oficina del Pentágono en Hollywood, afirmó al diario The Guardian que su misión es “proyectar y proteger la imagen de nuestras fuerzas armadas, y que actualmente trabajan con aproximadamente 130 producciones de películas, programas de televisión, documentales y más, anualmente”.

EE.UU. es, por mucho, la nación con el mayor gasto militar mundial, superior a lo que gastan China, India, Reino Unido, Arabia Saudita, Alemania, Francia, Japón y Corea del Sur combinados. En el año 2021 el total del gasto militar estadounidense fue de US$ 801 mil millones de dólares, parte del récord de gasto militar mundial que superó US$ 2 billones de dólares por primera vez en la historia y en plena pandemia, según cifras del centro de investigaciones militares SIPRI. Hay un regreso a los paradigmas anticuados de la guerra fría que incluye la resucitación de alianzas de ese tiempo.

El premio nobel en economía, Joseph Stiglitz, advirtió que “si EE.UU. se va a embarcar en una nueva guerra fría, tiene que comprender qué necesita para ganarla; EE.UU. sabrá hacer los mejores bombarderos y sistemas de misiles del mundo, pero aquí no nos servirán de nada. Por el contrario, tenemos que ofrecer a los países en desarrollo y emergentes ayuda concreta”. Más aún, “EE.UU. tiene que recuperar su credibilidad y demostrar su capacidad de liderazgo”, afirmó, y “el primer paso es reducir la violencia con armas de fuego, mejorar la regulación ambiental, combatir la desigualdad y el racismo y proteger los derechos reproductivos de las mujeres. Hasta que hayamos demostrado que merecemos liderar, no podemos esperar que otros nos sigan”.

Migrantes / Estados Unidos

Miles de migrantes que han llegado a Washington en los últimos meses, enviados en autobuses por gobernadores republicanos de Texas y Arizona, fronterizos con México, han provocado tensiones entre la Casa Blanca y la alcaldesa demócrata de la capital, Muriel Bowser, declararon a Reuters funcionarios estadounidenses. Los gobernadores republicanos de Texas, Greg Abbott, y de Arizona, Doug Ducey, han enviado alrededor de 7 mil inmigrantes en los últimos meses, de acuerdo con información de los estados. La gran mayoría de los migrantes que llegan a Washington pasan sólo horas o días ahí, antes de dirigirse a otros destinos de Estados Unidos, de acuerdo con una red de voluntarios.

Familias con niños pequeños que viajaban desde Venezuela, Colombia, Nicaragua y Cuba. Caminaron hasta una iglesia cercana y tomaron fotos del edificio del Capitolio de Estados Unidos y la Suprema Corte. En el sótano de las iglesias, los voluntarios les ofrecieron desayuno, cepillos de dientes y ropa limpia mientras preguntaban sobre sus necesidades médicas y los ayudaban a viajar a Nueva York, Carolina del Norte y Florida.

Otras ciudades estadounidenses absorben a miles de migrantes sin la ayuda de militares. Desde que Biden asumió el cargo, ha habido un récord de 3 millones de arrestos de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México. En muchos casos se trata de cruces repetidos, por lo que son rápidamente expulsados. Durante el mismo periodo, a cientos de miles de migrantes se les ha permitido ingresar al país y luego comienzan el proceso de solicitud de asilo.

Guerra en Ucrania

En el terreno bélico, el ejército ruso anunció haber destruido un depósito de armas extranjeras en la región de Leópolis, en el oeste de Ucrania, con misiles de alta precisión. La zona hace frontera con Polonia y pocas veces ha sido alcanzada por los bombardeos. Járkov, segunda ciudad de Ucrania, fue blanco de dos bombardeos, anunció el gobernador Oleg Sinegubov, quien precisó que se trató de misiles S-300 disparados desde localidad fronteriza rusa de Belgorod.

Mientras, el director del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, advirtió que la mayor central nuclear de Europa, ubicada en Ucrania, “está completamente fuera de control, y que es necesario adoptar medidas urgentes para evitar un accidente”. Agregó que la situación es cada vez más peligrosa en la planta de Zaporiyia, ubicada en la ciudad sudoriental de Enerhodar, capturada por las tropas rusas desde principios de marzo. “Se han violado todos los principios de seguridad nuclear. Lo que está en juego es grave y peligroso”, señaló Grossi, quien hizo un llamado urgente a Moscú y Kiev para que permitan de inmediato la visita de expertos al vasto complejo para estabilizar la situación y evitar un accidente nuclear.

Colombia

El frente más poderoso de las disidencias de las FARC planteó al presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, un alto el fuego bilateral para encontrar una “solución política” al conflicto, según una carta fechada el 31 de julio. La misiva fue divulgada por varios medios a la par que un video en el cual aparecen unos 18 hombres y mujeres en ropa de camuflaje y con fusiles. El futuro gobernante ha manifestado su interés en acordar una “paz total” con los grupos armados que operan en el país. En tanto, Álvaro Leyva, canciller designado del próximo gobierno, informó que se ofrecerá un “acogimiento” al cártel del Clan del Golfo, con la posibilidad de dejar las armas y dar información sobre el narcotráfico, a cambio de beneficios no especificados.

El litio chileno

El salar de Atacama, en el norte de Chile y con extensión de mil 200 kilómetros cuadrados, es la mayor fuente de litio del orbe. Allí las grandes empresas chilenas se han instalado para extraer el litio y exportarlo –en gran parte sin procesar– al mercado mundial.

El rey del litio es Julio Ponce Lerou, mayor accionista de la empresa minera de litio Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), y yerno del dictador Pinochet. SQM y Albemarle, las principales mineras chilenas, dominan el salar de Atacama. En los últimos días del gobierno de Sebastián Piñera, se adjudicó a dos firmas –BYD Chile SpA y Servicios y Operaciones Mineras del Norte SA– derechos de extracción de 80 mil toneladas de litio durante 20 años.

Las empresas extraen el litio bombeando agua del subsuelo del salar y dejándola evaporar durante meses antes de la extracción. Mientras la industria del litio utiliza agua subterránea, las comunidades indígenas se abastecen [de agua] con camiones cisterna. Según MiningWatch Canadá y el Atlas de Justicia Ambiental, “para producir una tonelada de litio en los salares de Atacama, se evaporan 2 mil toneladas de agua, lo que daña tanto la disponibilidad de agua como la calidad de las reservas subterráneas de agua dulce”.

El concentrado que queda tras la evaporación se convierte en carbonato de litio e hidróxido de litio, que luego se exportan, y forman materias primas claves en la producción de baterías de iones de litio. Casi un tercio del litio mundial procede de Chile. Según Goldman Sachs, “el litio es la nueva gasolina”. Hasta 2016, Chile producía 37% de la cuota de mercado mundial de litio, lo que convertía al país en el mayor productor del metal. Cuando el gobierno de Chile aumentó las tasas de regalías a los mineros, varios redujeron la producción y algunos aumentaron su participación en Argentina. Chile está actualmente detrás de Australia en términos de producción de litio en el mercado mundial, cayendo de 37% a 29% entre 2016 y 2019.

Argelia / BRICS

Argelia está interesada en ingresar en el grupo BRICS (Brasil, Rusia, la India, China, Sudáfrica), anunció el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune.

Guatemala

Guatemala vislumbra un horizonte amargo que evidencia el temor del gobierno del presidente Alejandro Giammattei a cualquier investigación independiente sobre corrupción y muestra un peligroso punto de no retorno en el proceso de descomposición de las instituciones. El último episodio ha sido el allanamiento de “El Periódico”, el intento (frustrado) de impedir policialmente la publicación del diario y, por fin, la detención del fundador de uno de los medios más comprometidos con la fiscalización del poder, el prestigioso periodista José Rubén Zamora. El acoso siguió con el embargo de las cuentas del diario, todo tras la publicación de una serie de denuncias contra funcionarios y exfuncionarios vinculados al mandatario.

El presidente Giammattei ha emprendido una guerra directa contra las voces críticas de la prensa tras haberlo hecho con la justicia. Desde 2020, cuando Giammattei asumió el mando, se han producido más de 20 renuncias de fiscales y jueces dedicados a investigar tramas de corrupción y del crimen organizado en el país centroamericano. El goteo de dimisiones, a las que en ocasiones se ha sumado el exilio de estos miembros del sistema judicial, ha demostrado el acoso a funcionarios y representantes del ministerio público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.