Exnuera y dos nietas de Ortega abandonaron Nicaragua “con intenciones de no regresar”, tras firmar acuerdo judicial

Yadira Julieta Leets Marín, exnuera de los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo abandonó Nicaragua en febrero pasado y “con intenciones de no regresar”, según informó el lunes el diario La Prensa, citando “fuentes cercanas a la familia Ortega Murillo”.

Leets Marín, exesposa de Rafael Ortega Murillo, hijo mayor de Rosario Murillo y (adoptado) por Daniel Ortega, se encontraría actualmente en Panamá junto a sus hijas Ariana y Libia Ortega Leets.

El viaje, –según La Prensa—se habría realizado en febrero pasado, luego que la expareja firmara un acuerdo judicial para que Rafael autorizara la salida del país de su hija Libia Victoria Ortega Leets, por ser menor de edad.

Libia Victoria tiene 14 años de edad. Mientras que Ariana, por ser mayor de 18 años, no necesitó la autorización de su padre.

Yadira Leets Marín, junto a Rafael Ortega Murillo a la derecha

EL ACUERDO JUDICIAL ENTRE ORTEGA Y LEETS

La Prensa detalló que en el acuerdo judicial se establece que la salida del país de Leets, y sus dos hijas Ariana y Libia Victoria, es “por tiempo indefinido”. La expareja se habría separado en 2019.

Cabe aclarar que Leets y Ortega tienen siete hijos en común, entre ellos unos gemelos y uno adoptado. Supuestamente la mujer solo pidió llevarse con ella fuera del país a Libia Victoria, pero dejó en poder de Rafael Ortega a los cinco menores.

El acuerdo establece que el cuido y crianza de Libia Victoria está a cargo de Leets, pero la autoridad parental la comparte con Ortega, es decir, él no pierde autoridad sobre su hija mayor, detalló La Prensa.

Mientras que los otros cinco niños, el cuido y crianza quedó a cargo de Ortega, pero Leets conserva la autoridad parental sobre ellos.

Ortega y Leets también pactaron que ella se comunicará con sus cinco hijos todos los días a través de “todos los medios tecnológicos y redes sociales” existentes. En vacaciones, la mujer podrá llevar a sus cinco hijos adonde ella se encuentre, asumiendo todos los gastos de viaje y estadía.

Asimismo, Ortega podrá comunicarse con sus hijas mayores todos los días y en vacaciones las podrá traer con él, también asumiendo costos de viaje y estadía.

El acuerdo judicial añade que ninguno de los dos hablará negativamente a sus hijos sobre cada uno de ellos y “no deberán de involucrar a sus hijos en las diferencias que puedan existir entre ellos”.

Sin embargo, la fuente afirmó al diario que las salidas, pasaportes y boletos de viaje de todos ellos tienen que ser aprobados por Rosario Murillo. “Ella está en Panamá porque acordate que, aunque no la han sancionado directamente, es probable que Estados Unidos le haya retirado la visa”, dijo la fuente quien atribuyó la salida de Leets y sus hijas a un “malestar interno y callado que hay entre varios miembros de esa familia” y a que viven una reconfiguración entre ellos, “preparándose para condiciones más duras que estarían por venir”.

Leets fue gerente de la DNP hasta 2018, luego que Estados Unidos sancionara esa empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.