Expresidentes del mundo piden al Papa Francisco tomar una firme postura en defensa del pueblo nicaragüense y su libertad religiosa

Al menos 26 expresidentes de todo el mundo, firmaron este miércoles una declaración pública en la cual le piden al Papa Francisco tomar una firme postura en defensa del pueblo nicaragüense y su libertad religiosa, a causa de la persecución contra los líderes episcopales católicos, los sacerdotes y las religiosas en Nicaragua.

Es con preocupación agravada que observamos lo que acontece en Nicaragua bajo la primitiva dictadura de los Ortega-Murillo, que luego de perseguir y criminalizar a los liderazgos políticos y sociales como de cercenar de modo radical toda la libertad de expresión y de prensa, ahora avanza hacia la persecución de los líderes episcopales católicos, los sacerdotes y las religiosas, incluso expulsándolos – como en el caso de las emblemáticas Misioneras de la Caridad – del territorio nacional”, señalaron los exmandatarios miembros de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

Recordaron que la Declaración Americana de Derechos Humanos, señala que “toda persona tiene el derecho de profesar libremente una creencia religiosa y de manifestarla y practicarla en público y en privado”.

Para los expresidentes el propósito del dictador Daniel Ortega es “destruir las raíces culturales y espirituales del pueblo nicaragüense a fin de dejarlo en la anomia y hacerlo fácil presa de dominio mediante la destrucción de su dignidad y la fractura de sus raíces culturales, como lo revela la reciente clausura de su emblemática Academia de la Lengua”.

También expresaron su preocupación por la “quema de iglesias y la salvaje destrucción de las imágenes del culto católico, avanza en una línea de destrucción de bases sociales y antropológicas que mejor recuerda la quema de libros judíos, socialistas y pacifistas y de bibliotecas enteras por los partidarios del régimen nacional socialista alemán en 1933”.

Por ello, exhortaron a la opinión pública de sus países a “mantener una respuesta comprometida con el rechazo de este morbo que amenaza la paz”.

Además instaron a las distintas confesiones religiosas a expresar su igual censura; y, “en lo particular, dado lo que acontece bajo la dictadura Ortega-Murillo, esperamos de una firme postura de defensa del pueblo nicaragüense y su libertad religiosa por S.S. Francisco, cabeza de la Iglesia Católica universal”.

El documento es firmado por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.