Foro Argentino denuncia ante la Justicia de ese país a Ortega, Maduro y Díaz-Canel por delitos de lesa humanidad

El Foro Argentino para la Democracia en la Región (FADER) presentó ante la Justicia argentina una denuncia penal en contra de los dictadores Daniel Ortega de Nicaragua, Nicolás Maduro de Venezuela y Miguel Díaz-Canel de Cuba, para que sean investigados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en sus países.

FADER, integrado por dirigentes políticos opositores de Argentina y Venezuela, de derechos humanos, intelectuales y periodistas, entre otros, presentó la denuncia con motivo de la posible visita a Buenos Aires de los tres dictadores para participar el 24 de enero en la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Hasta el momento, ninguno de los tres ha confirmado su presencia en Argentina.

FADER está integrado por Waldo Wolff, Elisa Trotta, Karina Banfi, Daniel Sabsay, Santiago Kovadloff, Graciela Fernández Meijide, Ricardo López Murphy, Jorge Faurie, Alfredo Leuco, Maximiliano Ferraro, Jorge Ferronato, Eduardo Feinman, Alfredo Cornejo, Diego Guelar, Álvaro De Lamadrid, Paula Bertol, Brian Schapira, Héctor Schamis, Sabrina Ajmechet, Marcelo Birmajer, entre otros.

La denuncia de FADER se sustenta en numerosos informes de prestigiosos organismos internacionales, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) o Human Rights Watch, que dan cuenta de la persecución política y represión en dichos países.

Es inadmisible que dictadores responsables de crímenes de lesa humanidad sean recibidos con honores en el país. Alberto Fernández y Cristina Kirchner (sic) mancillan y ensucian el compromiso histórico que ha tenido Argentina con la defensa de los derechos humanos, justamente cuando se cumplen 40 años de la democracia”, expresó la activista venezolana Elisa Trotta Gamus en un comunicado.

“Los derechos humanos no tienen fronteras”, añadió Gamus al recordar que la justicia federal argentina está facultada para investigar esos delitos contra la humanidad ya que la Constitución argentina reconoce el principio de jurisdicción universal.

La diputada argentina Karina Banfi coincidió al asegurar que “Argentina no puede convertirse en un país que abra sus puertas a dictadores. Tenemos que estar acompañando a las víctimas en la búsqueda de verdad, justicia y no repetición de estos horribles crímenes cometidos por las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

En este contexto, el diputado Waldo Wolff instó al Gobierno de Fernández y Kirchner a retirar la invitación a Ortega, Maduro y Díaz-Canel para la cumbre de la CELAC. “No apañe a dictadores”, emplazó el parlamentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.