Humberto Ortega celebró el inicio del 2023 bailando cumbia en Managua

Una fuente de todo crédito desmiente el comunicado de Rosario Murillo sobre la supuesta “gravedad” de Humberto Ortega, hermano del dictador Daniel Ortega.

El “muy grave”, “frágil” y “muy debilitado” general en retiro del Ejército de Nicaragua, Humberto Ortega celebró el inicio del 2023 bailando cumbia con su hija en un establecimiento de Camino de Oriente en Managua, reveló a La Mesa Redonda una fuente de todo crédito, desmintiendo con ello el comunicado escrito por Rosario Murillo y publicado por los medios propagandistas.

La cuñada (Rosario Murillo) quiere ver al general postrado en una cama. Ese ‘enfermo’ estuvo bailando ayer cumbia en un establecimiento de Camino de Oriente, junto a su hija y acompañado por otros seres queridos”, aseguró nuestra fuente.

La noche de ayer 1° de enero, Murillo lanzó un comunicado para explicar el por qué Daniel Ortega visitó a su hermano Humberto el pasado 23 de diciembre. Según Murillo, su cuñado se encuentra en “grave estado de salud”.

El comandante Daniel, nuestro presidente, en espíritu humanista, fraternal y solidario, visitó en su casa al general en retiro Humberto Ortega Saavedra, quien ha sufrido muy graves afectaciones de salud, con consecuentes fragilidades y agudos padecimientos colaterales”, reza el escrito.

Sostuvo que “animado por los vínculos de familia sanguínea, el comandante Daniel quiso saludar a su hermano, quien está muy debilitado, sin ninguna pretensión o intercambio político, que nunca fue el objetivo de su visita, pues en ese plano no existe, ni se prevé, comunicación alguna”.

“Enterado y consciente del serio deterioro y gravedad de la salud de su hermano, el comandante Daniel, tuvo el gesto de acudir personalmente a expresar su solidaridad”. Por lo tanto, “la Presidencia de la República deja completamente claro que toda otra versión sobre ese encuentro humanitario es grosera e insolente especulación, insensata manipulación, completa falsedad, y evidentes, fraudulentas, irresponsables, lamentables, e imposibles, mentiras y engaños”, concluyó Murillo, quien no se lleva bien con su cuñado.

El 1° de enero el periodista Emiliano Chamorro, publicó un video en el que se observa a la caravana de Ortega entrar en el condominio en el que habita Humberto, supuestamente porque este último “estaría siendo enlace de la comunidad Internacional para que el mandatario se abra a un diálogo que busque solución a crisis del país”.

Humberto Ortega pidió a Daniel en 2018, y en una carta pública, que ordenara “a lo inmediato disponer todo el poder de orden del Estado y Gobierno, para desactivar las fuerzas parapoliciales y cualquier otra ilegal”.

Daniel Ortega, de 77 años, ha tildado de “traidor” y “vendepatria” a su hermano, próximo a cumplir 76 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.