Joe Biden confirma “parole humanitario” para migrantes de Nicaragua, Venezuela, Cuba y Haití

Estados Unidos anunció este jueves que aceptará a más de 30.000 migrantes al mes de Nicaragua, Venezuela, Cuba y Haití, expandiendo así un programa por el que ya concede actualmente permisos humanitarios a venezolanos.

El del presidente Joe Biden anunció que comenzará inmediatamente a rechazar a los cubanos, haitianos y nicaragüenses que crucen ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, una importante ampliación del actual mecanismo que ya impide el paso a los venezolanos que intenten entrar a suelo norteamericano.

En su lugar, el gobierno anunció que aceptará al mes a 30.000 personas de las cuatro naciones durante dos años y que les ofrecerá la posibilidad de trabajar legalmente, siempre y cuando procedan de forma legal, tengan patrocinadores que reúnan los requisitos y superen los controles de antecedentes.

Ciudadanos de estas cuatro naciones se encuentran entre los que más han aumentado los cruces fronterizos de migrantes, sin que exista una forma fácil de devolver rápidamente a los migrantes a sus países de origen.

Según Biden, México acordó aceptar hasta 30.000 migrantes por mes de los cuatro países que intentan cruzar a pie o a nado la frontera entre Estados Unidos y México.

Funcionarios de alto rango de la Administración del presidente Joe Biden informaron en una llamada telefónica con periodistas de que, quienes sean deportados al país vecino del sur por cruzar la frontera de manera irregular no podrán acceder a los permisos humanitarios, ni tampoco podrán solicitarlo aquellos que lleguen “ilegalmente” a Panamá y México.

Los funcionarios detallaron que la motivación de estas medidas es el “nuevo patrón migratorio” que se está dando en la frontera, ya que “la inestabilidad política, económica y política en todo el mundo está alimentando algunos de los mayores niveles de migración”, no vistos desde la Segunda Guerra Mundial.

En este contexto, EE.UU. ha visto en su frontera sur números récord en décadas de migrantes que tratan de cruzar irregularmente, “motivados en su mayor parte por un nuevo éxodo sin precedentes de migrantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo uno de los funcionarios.

Según datos aportados por esas fuentes, en la mayor parte de diciembre, las detenciones y expulsiones de migrantes en la frontera sur de EE.UU. fluctuaron entre las 7.000 y las 9.000 diarias, lo que supone una media de 8.000 al día.

Biden se trasladará el domingo a El Paso (Texas, EE.UU.) en la frontera con México en la primera visita a la frontera de su Presidencia y al día siguiente visitará la capital mexicana para participar en una cumbre trilateral con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.