Le llueven críticas a El Salvador por abstenerse de condenar al régimen de Ortega por robarse sede de la OEA en Managua

Ayer viernes, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió una “enérgica” condena en contra del régimen de Daniel Ortega por haber robado la sede del ente regional en Managua.

De los 34 miembros activos de la OEA, cinco no acompañaron la resolución que rechaza un hecho inédito en la historia del ente hemisférico. Uno de esos fue El Salvador, país gobernado por Nayib Bukele, a quien le llovieron las críticas por tal acción.

Al justificar la abstención, Agustín Vásquez, representante de El Salvador señaló a la OEA de ser “parcial” al momento de exigir la “inviolabilidad de las sedes diplomáticas”, y llamó al organismo a no promover con “ambigüedad ni con doble estándar” la exigencia de las normas de derecho internacional a los Estados miembros.

En esta oportunidad El Salvador se ha abstenido de apoyar este proyecto de resolución pues en la historia reciente de esta organización, las normas referidas a la inviolabilidad de las sedes diplomáticas son veladamente transgredidas, ignoradas a favor de unos y en perjuicio de otros. Distorsionando y erosionando la convivencia pacífica que debería existir en la región”, dijo Vásquez durante su intervención.

El diplomático dijo que “El Salvador reitera su plena sujeción al respeto y cumplimiento de los principios y normas del derechos internacional”, pero que “exige que todos sin excepción alguna (en la OEA) las respetemos y dependamos sin ningún tipo de sesgo y parcialidad, siendo coherentes en su interpretación y su aplicación”.

La resolución de la OEA rechazó “la entrada ilegal en las instalaciones de la OEA” y “la violación de la inviolabilidad de los archivos”. Asimismo, pidió “que se respete plenamente la inmunidad de sus bienes mientras estén en Nicaragua” y exigió “que se restituya inmediatamente” el uso de los locales incautados.

CRÍTICAS A BUKELE

El diario El Salvador dijo que “en foros internacionales, El Salvador parece estar repitiendo un peligroso patrón de no acompañar elecciones que implican condenar a regímenes autoritarios”.

Y que, en al menos cinco ocasiones, el gobierno de Nayib Bukele ha optado por no rechazar la invasión rusa a Ucrania o no exigir la salida de Rusia del consejo de derechos humanos de las Naciones Unidas. Esto, a pesar de que países como los miembros de la Unión Europea exhortaron al oficialismo salvadoreño a sumarse a rechazar esta agresión no provocada.

A esta falta de condena se suma el no rechazar la ocupación de las instalaciones de la OEA por el régimen nicaragüense, mismo al que Nayib Bukele lanzaba ataques por sus prácticas dictatoriales al inicio de su gestión como mandatario”, apuntó.

El periodista nicaragüense Carlos Fernando Chamorro, escribió en Twitter: “29 países del continente condenan la ocupación policial ejecutada por la dictadura Ortega-Murillo de la sede de OEA en Managua, y la violación de la inmunidad diplomática. Ningún voto en contra y solo 3 países se abstuvieron, entre ellos Honduras y El Salvador. Vergüenza para CA”.

Estoy esperando la justificación de los Bukelelovers (sobre todo los nicas) ante la abstención de El Salvador en la OEA en la resolución que condena la confiscación por parte de la dictadura Ortega-Murillo de la oficina del organismo en Managua”, dijo por su lado el periodista nicaragüense Wilfredo Miranda.

El exembajador nicaragüense ante la OEA, Arturo McFields, notó un “dramático cambio de El Salvador que se abstuvo de condenar asalto a la sede de la OEA por parte de Ortega Murillo. Honduras también lo hizo, aunque no sorprende. Existe un oscuro y peligroso giro dictatorial en Centroamérica”.

“¿Por qué abstenerse señor @nayibbukele? Muchos Nicaragüenses nos hacemos hoy esa pregunta”, tuiteó la doctora nicaragüense y reconocida opositora Magda Alonso.

Mientras que el economista y analista político Enrique Sáenz, manifestó en sus redes sociales: ¿Indignación, desconcierto o confirmación de sospechas? ¿Qué les provoca la abstención de #Bukele en la resolución de la #OEA de condena a Ortega? Seamos claros: Es una ayuda al dictador y una bofetada al empeño de los #nicaragüenses por restablecer la democracia en #Nicaragua”.

El gobierno de #ElSalvador vergonzosamente se abstuvo de condenar la confiscación de las oficinas de la OEA por la dictadura en #Nicaragua. ¿El discurso anti-dictaduras de Bukele se vino abajo junto con sus Bitcoins?”, señaló el caricaturista nicaragüense Pedro Molina.

“BUKELE EL DICTADOR DE EL SALVADOR ORDENÓ A SU REPRESENTANTE EN LA OEA QUE NO CONDENE AL DICTADOR DE NICARAGUA QUIEN EXPROPIÓ LAS OFICINAS DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS EN MANAGUA. Bukele entre Dictadores te vereis ya no tienes máscara te la quitaste”, publicó la cuenta de Twitter llamada Noticiero El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.