Organizaciones opositoras condenan asalto policial a Iglesia de Sébaco

Al menos 39 organizaciones opositoras integrantes del denominado “Espacio plural de diálogo y confluencia”, condenaron este martes el “asalto a mano armada” a la Iglesia Divina Misericordia de Sébaco, departamento de Matagalpa.

El grupo calificó de “alarmante” que la “Policía de la dictadura Ortega Murillo” haya asaltado el templo “para usurpar sus bienes incluidos los de la Radio católica”.

Expresamos en primer lugar nuestra solidaridad con los párrocos, con todas las personas feligresas y con el pueblo de Nicaragua”, apuntaron en un comunicado.

Ayer, la Policía Orteguista ingresó por la fuerza a la capilla Niño Jesús de Praga, ubicada en el municipio de Sébaco, como parte de un operativo para apropiarse de los equipos de una de las siete emisoras radiales obligadas a cerrar recientemente por orden del régimen de Daniel Ortega.

La Policía irrumpió en el local en horas de la tarde agrediendo a feligreses que se apostaron en las afueras de la capilla, donde también funciona Radio Católica, una de la emisoras de la Diócesis de Matagalpa que fue cancelada.

Las organizaciones opositoras llamaron a la Comunidad Internacional, a los Estados Miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), a las Naciones Unidas (ONU) y a la Unión Europea (UE), al Estado Vaticano, a “poner límites a tanto atropello por parte de esta dictadura a la libertad religiosa, a la libertad de asociación, a los derechos humanos de todo el pueblo de Nicaragua a quien le ha despojado de la institucionalidad democrática quedando en total desprotección”.

“¿Si ya no hay respeto a las oficinas de la OEA, ni a las casas Curales de la Iglesia, que más espera la Comunidad Internacional para asumir con beligerancia su papel de defender los derechos humanos que son universales? Es el momento en que la Comunidad Internacional debe autoconvocarse y tomar medidas que en realidad pongan un alto a semejante barbarie en nuestro país. El clamor esta noche es ‘Pueblos del mundo no nos dejen solos’. El silencio y la inacción nos vuelve cómplices”, criticaron.

Agregaron que “es momento de unidad, de cohesión, de vencer juntos el miedo y recobrar la fuerza como nicaragüenses para poner todo lo que esté al alcance para lograr este cometido. Convocamos a la población a sumarse al paro de combustible y a todo lo que económicamente oxigene a la dictadura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.