¿Por qué no hay unidad en la oposición?

*Por Elvira Cuadra

Es la pregunta que se repite una y otra vez entre los propios nicaragüenses y en el exterior. Varios factores influyen. Uno de los más importantes es que Ortega controla todo el sistema electoral y el fraude ya está arreglado, esto va más allá de las votaciones y de si la oposición se une. Las reformas electorales recientes limitan aún más las posibilidades del sistema para unas votaciones democráticas. Ese es el escenario que Ortega ha configurado en su propio beneficio pues sabe que con otras condiciones, tiene todas las de perder. Por eso ha agregado obstáculos para dificultar el camino de la solución a la crisis y descartar cualquier alternativa de cambio democrático.

Desde hace años Ortega ha empleado una estrategia de chantajes y extorsiones con los líderes de la oposición, particularmente los partidos políticos, para obligarlos a que sigan su línea de acción. En los últimos días se ha visto como usa sus artimañas para doblarles el brazo a algunos líderes e impedir la esperada unidad. Lo seguirá haciendo para evitar acercamientos entre las fuerzas emergentes, léase UNAB y Alianza Cívica.

También están de por medio los intereses de algunos grupos, especialmente aquellos del gran capital que se aliaron con Ortega desde 2007 hasta 2018 y ahora buscan resolver la crisis para salvar sus negocios. Para eso, mantener la alianza con Ortega bajo nuevas formas es crucial. Esa alianza conformada por la tríada Ortega-Gran capital-Ejército, además de política, es económica; fue apalancada con los fondos de cooperación venezolana y asentada en prácticas corruptas que involucran a los tres actores.

Eso no quiere decir que los caminos están cerrados para la unidad y para las alternativas de cambio democrático de cara a las elecciones de finales de año. Hay varias posibilidades y en el centro de todas ellas está la voluntad política de los diferentes actores involucrados, tanto los partidos como los actores emergentes de Abril/2018. Como dicen un refrán: “querer es poder”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.