Régimen Ortega-Murillo violó DDHH de fallecido por COVID-19

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) denunció este viernes que el régimen Ortega-Murillo viola los derechos humanos incluso hasta de las víctimas del COVID-19.

Mediante un pronunciamiento, el CENIDH calificó de “repudiable” el comunicado que emitió ayer el Ministerio de Salud (MINSA) sobre el primer fallecimiento por la pandemia en Nicaragua, que hizo eco de las declaraciones de Rosario Murillo quien el 20 de marzo reveló que la víctima padecía VIH, violando de esa forma la Ley 820, “Ley de  Promoción, Protección y Defensa de los Derechos Humanos ante el VIH y Sida”.

“Es indignante que esta institución haya cometido la misma violación de derechos humanos que cometió Rosario Murillo al informar que el segundo paciente con COVID-19, era ‘hipertenso, diabético y con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)’”, señaló el organismo defensor de derechos humanos.

El CENIDH consideró “inaceptable que el MINSA sin ningún respeto a la víctima y sus familiares, refiriera que la muerte del paciente por el VIH y no por el COVID-19: ‘presenta múltiples fragilidades de salud asociadas a su condición de portador del virus VIH’”.

Esta aseveración aumenta la duda sobre la eficacia del sistema de salud, que evidentemente es nula, sostiene el CENIDH.

Esa organización destaca que la Ley 820, establece que no debe revelarse la condición de las personas portadoras o con la enfermedad y por tanto respetarse su confidencialidad.

El CENIDH exigió al régimen orteguista “no violentar los derechos humanos de los nicaragüenses que den positivo con el COVID-19”, y que deje de ocultar información sobre los casos, e implemente medidas de prevención reales que evite más contagios y la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.