Rosario Murillo arremete contra la familia Chamorro

La vicedictadora Rosario Murillo dedicó unos minutos de su acostumbrado monólogo el día de ayer para atacar a la familia Chamorro, y aunque no mencionó nombres y apellidos, fue evidente su descontento por Juan Sebastián Chamorro y Cristiana Chamorro, quienes recientemente han anunciado su interés por participar en las elecciones generales del 7 de noviembre próximo.

Juan Sebastián, sobrino del mártir de las libertades públicas Pedro Joaquín Chamorro, anunció el lunes su renuncia como director ejecutivo de la Alianza Cívica para dedicar tiempo a sus aspiraciones a la Presidencia.

Mientras que Cristiana, hija de la expresidenta Violeta Barrios y de Pedro Joaquín Chamorro, sostuvo que si era necesario una mayor contribución de su parte para derrotar a la dictadura de Ortega, su respuesta ante un ofrecimiento a candidata presidencial será “sí a Nicaragua”.

“Un montón de ungidos andan por ahí. Ungidos por quién? Ni siquiera su trayectoria de vida los defiende o los hace ponerse de pie, o verse de pie, porque agachados son, y vendepatrias son. Y prácticamente no es sólo el personaje o la personaje, sino una historia de familia que de patrimonio heroico no tiene nada”, arremetió Murillo, quien fue secretaria de Pedro Joaquín cuando trabajaba en el diario La Prensa.

La mujer de Ortega una vez más exigió “respeto” en referencia a la exigencia de la comunidad internacional de realizar elecciones libres, justas y transparentes, como salida a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018.

“Y este año lo iniciamos dándole continuidad a una exigencia vital: Que nos respeten, que nos respeten!. Que no se inmiscuyan en nuestros procesos, que nos dejen en paz”, dijo.

“Ojalá, aquellos que dicen ser nicaragüenses se respeten a sí mismos, y dejen de arrodillarse frente a amos que creen que les bendecirán”, continuó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *