UE aprueba su “Ley Magnitsky” para aplicar sanciones a violadores de DDHH

La Unión Europea (UE) ha adoptado este lunes formalmente un régimen horizontal de sanciones para castigar violaciones persistentes de los Derechos Humanos a nivel global, un sistema novedoso que llevaba meses siendo debatido a nivel de la UE y que agilizará la reacción de la diplomacia europea ante crisis internacionales.

Con este instrumento, la UE podrá aplicar sanciones de manera rápida contra individuos, entidades y organismos, incluidos actores estatales y no estatales, implicados en serias violaciones de Derechos Humanos, independientemente del lugar en el que sucedan. El régimen contempla la prohibición de viaje y la congelación de bienes en la UE para aquellos que perpetren o se beneficien de violaciones de Derechos Humanos.

Los embajadores de los 27 Estados miembros han dado su visto bueno para que la Unión Europea cree un mecanismo que facilitará la imposición de sanciones a individuos de terceros países por violaciones de derechos humanos sin tener que sancionar a sus gobiernos.

El espectro de las medidas restrictivas abarca tanto genocidios, crímenes contra la Humanidad y abusos de los Derechos Humanos como casos de tortura, esclavitud, ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias.

Según puntualiza el Consejo, otras violaciones de Derechos Humanos pueden ser incluidas en el régimen horizontal, si los abusos son generalizados, sistemáticos o son motivo de sería preocupación para la política exterior común de la UE.

En esta categoría se contempla casos de trata de seres humanos, violencia sexual o de género, violaciones de la libertad de opinión y expresión o de la libertad de religión.

Con este plan, el bloque europeo replica el modelo estadounidense del Magnitsky Act. Las sanciones serán adoptadas, revisadas o modificadas por el Consejo de la UE a petición de los estados miembros que presentarán sus propuestas.

En 2012 el Gobierno estadounidense aprobó la ‘Magnitsky Act’, que incluía sanciones a las personas responsables de la muerte del abogado ruso y a responsables de otras violaciones de derechos humanos en Rusia.

En 2016, la Administración de Barack Obama aprobó la ‘Global Magnitsky Act’, que sirve a Estados Unidos para sancionar a cualquier individuo en cualquier país por violaciones graves de derechos humanos y corrupción. Canadá, Reino Unido y las repúblicas bálticas tienen leyes similares.

*Con información de Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.