UE dice que Honduras necesita elecciones “pacíficas y transparentes”

Honduras, que arrastra una crisis económica y sociopolítica desde 2009, necesita celebrar elecciones generales pacíficas, democráticas y transparentes, dijo a la agencia Efe el embajador de la Unión Europea (UE) en Tegucigalpa, Jaume Segura.

“Estamos en un contexto electoral, en otras ocasiones hemos visto que la situación se ha complicado, nosotros deseamos que las elecciones de noviembre se celebren de la manera más pacífica posible y esperamos que no haya ningún tipo de violencia”, subrayó el diplomático europeo.

Segura, de nacionalidad española, manifestó que desea que el pueblo hondureño pueda “expresarse (en las urnas) de manera libre y democrática2 y que todo el proceso electoral se desarrolle “con la mejor transparencia, con eficacia”.

Honduras atraviesa una crisis política y económica desde 2009 tras el golpe de Estado al entonces presidente, Manuel Zelaya, cuando promovía una consulta popular para reformas constitucionales que la ley le impedía.

A esa situación se sumó una nueva crisis, en 2017, con la reelección del actual presidente, Juan Orlando Hernández, pese a que la Constitución no lo permite, bajo ninguna modalidad.

En las elecciones del 28 de noviembre, las undécimas desde que Honduras retornó al orden constitucional, después de casi dos décadas de regímenes militares, participarán catorce partidos políticos y quince candidatos a la presidencia.

Más de cinco millones de hondureños podrán votar en los comicios de Honduras, donde no se realiza segunda vuelta, para elegir al sucesor de Hernández, tres designados (vicepresidentes), 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

FORTALECER CAPACIDAD ELECTORAL

El embajador comentó que la UE ha apoyado a Honduras para “fortalecer su capacidad” en materia electoral a través de un nuevo documento de identificación y un censo nacional electoral “eficaz”.

“Hemos apoyado proyectos como el del Registro Nacional de las Personas (RNP), que ha posibilitado la existencia de un censo (electoral) eficaz, moderno, transparente, depurado y una tarjeta de identidad que permita ese derecho al voto de una manera eficaz, transparente y en libertad”, explicó Segura.

El diplomático señaló que la UE también trabaja con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en fortalecer la capacidad del Consejo Nacional Electoral de Honduras y de la Unidad de Política Limpia, para afrontar este “gran reto: organizar elecciones generales”.

La Unidad de Política Limpia es la encargada de limitar los gastos de las campañas electorales, poner techo a los donativos y prohibir las donaciones anónimas en los procesos electorales.

El embajador afirmó que la violencia política es “inaceptable en una democracia, por lo tanto, condenamos cualquier acto de violencia” y espera que todos los actores hagan un llamamiento a que las elecciones “sean pacíficas”.

“Sí hay violencia, hay coacción y, por lo tanto, no se puede decir que esas personas que sufren violencia se han podido expresar, lo lamentamos, lo condenamos y esperamos que no haya ningún tipo de violencia en absoluto”, agregó.

La eurodiputada Zeljana Zovko estará al frente de la misión de observación electoral de la UE, cuyo equipo de nueve expertos en comicios llegará a Honduras a mediados de octubre, mientras que a finales de ese mes se desplazarán otros 30 observadores a largo plazo y, el día de las elecciones, se les unirán unos 20 observadores locales más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *