UE estudia sancionar exportaciones de petróleo ruso. Kremlin responde que embargo a su petróleo “golpeará a todos”

Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE se reunirán este lunes para debatir la imposición de nuevas sanciones a Moscú, incluida la posibilidad de introducir un embargo de petróleo.

La Unión Europea y sus aliados occidentales, que intentan forzar la retirada militar rusa de Ucrania, ya han impuesto una ola de medidas que incluyen la congelación de los activos del banco central ruso.

La crisis humanitaria en la ciudad portuaria de Mariupol, donde los residentes están asediados sin apenas comida, agua ni electricidad, está aumentando la presión sobre los dirigentes europeos para que endurezcan las sanciones a Moscú.

Es inevitable que empecemos a hablar del sector energético, y sin duda podemos hablar del petróleo porque es el mayor ingreso del presupuesto ruso”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, al llegar a la reunión de Bruselas.

La credibilidad de Occidente estaba en juego, dijo. “No podemos cansarnos de imponer sanciones, no podemos cansarnos de aportar asistencia y ayuda a Ucrania”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegará el jueves a Bruselas para asistir a las cumbres con los 30 aliados de la OTAN, la UE y en formato Grupo de los Siete (G7), que incluye a Japón, destinadas a endurecer la respuesta de Occidente a Moscú..

Hasta ahora, el Kremlin no se ha visto forzado a cambiar de rumbo en Ucrania por las cuatro rondas de sanciones impuestas por la UE en las últimas tres semanas, que incluyen a 685 rusos y bielorrusos y a las finanzas y el comercio rusos.

La quinta ronda de sanciones incluirá la inclusión de más nombres en las listas negras de la UE. Sin embargo, la decisión más difícil desde el punto de vista económico es la de apuntar al petróleo ruso, como han hecho Estados Unidos y Reino Unido, dada la dependencia energética de la UE de 27 países respecto al gas ruso.

Varios diplomáticos dijeron a la agencia Reutersque los países bálticos, incluida Lituania, están presionando para que se imponga un embargo como el próximo paso lógico, mientras que Alemania está advirtiendo que no se debe actuar demasiado rápido ya que los precios de la energía ya son muy altos en Europa.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero. Putin ha calificado las acciones de Rusia como una “operación especial” destinada a desmilitarizar Ucrania y purgarla de lo que él califica de nacionalistas peligrosos. Ucrania y Occidente dicen que Putin emprendió la guerra de manera premeditada.

En respuesta, el Kremlin advirtió este lunes que un embargo a las importaciones de petróleo ruso empeorará gravemente la situación en el mercado energético del Viejo Continente y “golpeará a todos”.

“Efectivamente, según sabemos, el tema de embargo de los suministros de petróleo se debate activamente”, dijo el portavoz de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov. El vocero recalcó que se trata de un “tema muy complejo, porque semejante embargo influirá muy gravemente en el mercado mundial de crudo y empeorará seriamente el balance energético en el continente europeo”.

El representante del régimen de Rusia agregó que “los estadounidenses no perderán nada, es evidente, se sentirán mucho mejor que los europeos”. Peskov dijo que, si se concreta el embargo a las importaciones de petróleo ruso, “los europeos lo pasarán mal”. Luego apuntó: “es decir, se trata de una decisión que golpeará a todos”.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, instó a la Unión Europea a detener todo “comercio” con Rusia, y especialmente rechazar sus recursos energéticos.

Ningún euro para los ocupantes, ciérrenle todas sus puertas, no les envíen sus bienes, rechacen los recursos energéticos”, pidió Zelenski. “Sin comercio con ustedes, sin sus empresas y sus bancos, Rusia no tendrá más dinero para esta guerra”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.