UE pide la liberación “inmediata e incondicional” de candidatos presidenciales, líderes opositores y todos los presos políticos de Nicaragua

La Unión Europea (UE) demandó este jueves al régimen de Daniel Ortega la liberación “inmediata e incondicional” de los candidatos presidenciales, los líderes opositores y todos los demás presos políticos de Nicaragua.

A través de una declaración del Alto Representante de la UE, este organismo alertó sobre el deterioro de la situación política en el país.

“La UE pide la liberación inmediata e incondicional de los posibles candidatos presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, los líderes opositores José Adán Aguerri, José Pallais y Violeta Granera y todos los demás presos políticos, garantizando el respeto de sus derechos humanos y derechos civiles y políticos. Solo el pueblo nicaragüense tiene el derecho de elegir a sus representantes a través de un proceso electoral creíble, incluyente y transparente, sin injerencias de las autoridades”, reza la declaración de la UE.

La Unión Europea condenó “firmemente” las acciones del régimen de Ortega contra partidos políticos de oposición, medios de comunicación, periodistas, defensores de derechos humanos y sociedad civil, incluyendo la detención sistemática y el arresto de posibles candidatos presidenciales y líderes de la oposición.

“El uso político del sistema judicial, la exclusión de candidatos de las elecciones y la exclusión arbitraria de partidos de oposición contradicen los principios democráticos básicos y constituyen una grave violación de los derechos del pueblo nicaragüense bajo la Constitución de Nicaragua y el Derecho Internacional. Estas acciones socavan aún más la credibilidad del proceso electoral, obstaculizado por una reforma electoral que no cumple con las recomendaciones de las Misiones de Observación Electoral de la OEA y la UE, y que no ha sido resultado del diálogo entre el gobierno y la oposición. La UE también insta a las autoridades nicaragüenses a derogar las leyes restrictivas, incluida la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros”, apuntó.

Asimismo, reiteró su llamamiento para el restablecimiento de un diálogo incluyente y de la democracia como única salida a la crisis política, económica y social en Nicaragua.

“Las autoridades nicaragüenses deben poner fin a la represión contra la oposición política, los medios independientes, la sociedad civil y los defensores de los derechos humanos, y deben garantizar plenamente el respeto de los derechos humanos y los derechos civiles y políticos en el país. Los organismos internacionales de derechos humanos deben ser autorizados a regresar a Nicaragua, incluida la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, señaló.

Finalizó indicando que seguirá atentamente la situación en Nicaragua y está “dispuesta a utilizar todos sus instrumentos, incluidas medidas restrictivas adicionales; asimismo trabajará con la comunidad internacional para defender el diálogo y la democracia como un paso esencial para restaurar la confianza en las instituciones públicas y promover el respeto del estado de derecho y los derechos humanos en Nicaragua”.

“La UE insta al gobierno de Nicaragua a que cumpla con sus propios compromisos, la Constitución de Nicaragua y las leyes y normas internacionales de derechos humanos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *