Yani Rosenthal Hidalgo: “Cometí un error, pero tengo la autoridad moral para gobernar a Honduras”

*Por Expediente Público

A Yani Rosenthal Hidalgo, el candidato presidencial del Partido Liberal para los comicios hondureños del 28 de noviembre próximo, el pasado le está complicando el presente, tras cumplir una pena en una cárcel estadounidense, que, si bien no le dejó en la calle, está golpeando sus aspiraciones, pese a la “autoridad moral”, que asegura, le asiste para gobernar.

“Considero que he pasado por un proceso que pocas personas pasarían después de salir de la cárcel,  porque después de haber sido perseguido, de haber ido al destierro y encierro, de  la incautación de mi casa y que sacaran a mi familia de su casa, regresar y ser candidato y ganar las elecciones internas es un paso importante”, afirma este hombre que cumplió una condena de tres años en una prisión de Estados Unidos, después de un juicio en el que se declaró culpable por uno de los delitos imputados.https://www.youtube.com/embed/DOhoTFeNrw4?feature=oembed

En entrevista exclusiva con Expediente Público, Rosenthal considera que lo importante es construir un futuro transformado y nuevo y quiere vender su interpretación del pasado, con un plan para el futuro capaz de entusiasmar a las mayorías, total, ya entusiasmó a la mayoría liberal que le dio el 50% de los votos en las elecciones internas de marzo y lo convirtió en candidato presidencial.

“Me veo como una persona que fue perseguida por el Partido Nacional, me trataron de humillar con todo lo que me hicieron, me encerraron, me incautaron mis bienes, persiguieron a mi padre hasta la tumba, esa humillación que pasé, que también la ha pasado el pueblo hondureño, me identifica con ellos y me llevó a ser candidato”, asegura.

Pero la manera en que la política usa el pasado tiende a complicar el presente e ir contra la memoria colectiva no es fácil. El pasado de Yani Rosenthal no incluye solamente la cárcel. Él forma parte de una familia de larga trayectoria en la política. Los Rosenthal fueron siempre una familia rica e influyente. Ninguno de sus miembros ha estado en la presidencia de la República de Honduras, hasta ahora, pero siempre han estado muy cerca del poder.

En 1985, luego de buscar sin éxito la candidatura presidencial del Partido Liberal, su padre, Jaime Rosenthal Oliva, resultó electo designado presidencial, un cargo equivalente al de vicepresidente, en la fórmula del expresidente José Simón Azcona (1986-1990); luego fue electo diputado para el período 2002-2006.

En el 2006 su hijo, Yani Rosenthal, fue nombrado ministro de la presidencia por el presidente Manuel Zelaya Rosales. Es lo más cerca que un Rosenthal ha estado del poder, aunque Yani  fue diputado en el 2006 y en el 2012 se postuló por primera vez a la candidatura presidencial del Partido Liberal.

El génesis de la fortuna de los Rosenthal

La familia Rosenthal llegó a Honduras a principios del siglo XX procedente de Rumania, en busca de paz y tranquilidad. El patriarca, Yankel Rosenthal, de origen judío, comenzó un pequeño negocio de venta de mercaderías llamado “Siga la flecha”.  Luego comenzó a representar empresas extranjeras y se dedicó a la importación de diferentes productos hasta que en 1929 fundó el Grupo Continental. Con el tiempo, los Rosenthal se convirtieron en dueños de bancos y aseguradoras, aeropuerto, cerveceras, equipos de fútbol, medios de comunicación, cementeras, compañías telefónicas, de exportación de carne, seguros y telecomunicaciones. En diciembre de 2014, la revista Forbes ubicó a los Rosenthal entre los 12 millonarios más importantes de Centroamérica.

Jaime Rosenthal Oliva era ingeniero de profesión, graduado en el elitista Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) pero su vocación era de hombre de negocios. Llegó a tener unas cuarenta empresas. Ninguna de ellas fue nunca líder en su rubro. Jaime Rosenthal pensaba que lo importante no era que fueran empresas líderes, sino que fueran rentables.

En los años 90, Jaime Rosenthal fue diputado en el Congreso Nacional. Al llegar el nuevo siglo y después de perder nuevamente en las urnas la candidatura presidencial, decidió hacerse a un lado y dejar a su hijo Yani Rosenthal Hidalgo el liderazgo del movimiento político que había fundado.

Yani parecía tener más posibilidades que su padre de alzarse con la candidatura liberal. Joven, educado y con más carisma que don Jaime,  incursionó de lleno en la política cuando el expresidente Manuel Zelaya lo nombró ministro de la Presidencia al comenzar su mandato en enero del 2006.

Posteriormente ganó la diputación por el departamento de Cortés para el período 2010-2014. En el 2012, siguiendo los pasos de su padre, se postuló para la candidatura presidencial liberal con el Movimiento liberal Yanista, pero al igual que su padre, fue derrotado, aunque logró el segundo lugar con 38.14 por ciento de los votos liberales, el porcentaje de participación que siempre tuvieron los Rosenthal como caudal político.

Debacle financiera y cárcel en Nueva York

A finales de los años 90 comenzaron a surgir versiones no oficiales  que Estados Unidos había cancelado la visa de entrada a ese país al banquero y político Jaime Rosenthal, padre de Yani Rosenthal Hidalgo. La cancelación de la visa es una sanción moral que Estados Unidos había comenzado a aplicar a políticos y funcionarios corruptos. Rosenthal siempre negó que hubiera recibido esa sanción y el gobierno de Estados Unidos nunca lo confirmó.

Pero las delaciones de “Los Cachiros”, dos narcotraficantes hondureños enjuiciados en una corte de Nueva York, provocaron la caída estrepitosa de los Rosenthal.

La debacle llegó en octubre del 2015, cuando el Departamento del Tesoro de EUA anunció que La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC), había designado tres empresarios hondureños y siete compañías como traficantes de narcóticos especialmente designados conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin) por desempeñar un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos.

“Jaime Rolando Rosenthal Oliva, así como su hijo Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo y su sobrino Yankel Antonio Rosenthal Coello, proveen servicios de lavado de dinero y otros para apoyar actividades de tráfico internacional de narcóticos de múltiples traficantes de drogas centroamericanos y de sus organizaciones criminales. Como resultado de la acción de la OFAC, todos los activos de estos individuos y de las entidades que están bajo la jurisdicción de los Estados Unidos o que están en control de personas estadounidenses están congelados, y personas estadounidenses están generalmente prohibidas de realizar transacciones con ellos”, señaló el comunicado de la OFAC.

Los Rosenthal rechazaron los cargos. «El pueblo hondureño conoce de nuestra dedicación al trabajo y al ahorro y saben perfectamente que estas acusaciones que se han presentado contra nosotros son falsas», dijo en un comunicado el Grupo Continental.

«Jamás hemos estado involucrados en actos ilegales y mucho menos en actividades de narcotráfico o lavado de activos», agregaba la comunicación en la que pidieron al pueblo de Honduras, a las autoridades y especialmente a sus amigos, apoyo para poder defenderse y demostrar su inocencia ante las autoridades del país.

Pero los amigos que los Rosenthal habían hecho durante décadas en el mundo político y empresarial guardaron silencio. Dos días después del anuncio de Estados Unidos, la Comisión Nacional de Banca y Seguros ordenó la liquidación del Banco Continental.

En la siguiente semana la Oficina de Administración de Bienes Incautados confiscó 62 propiedades de la familia Rosenthal, incluida la casa de habitación del exministro de la presidencia y ahora presidenciable liberal, Yani Rosenthal.Aunque los Rosenthal insistían en que no sabían que sus clientes eran narcotraficantes, el 20 de octubre del 2015, Yani Rosenthal se entregó a la justicia de Estados Unidos para evitar ser extraditado. Su padre, Jaime Rosenthal, no fue entregado a la justicia de Estados Unidos porque tenía juicios por resolver en Honduras y según la ley no podía ser extraditado hasta no culminar esos procesos.

¿Usted se declaró culpable de los delitos que le imputaban?

No de los delitos que me imputaban, porque me acusaban de cuatro delitos de lavado de activos y les demostré que estaban equivocados y los retiraron, al final me declaré culpable de transar con bienes de procedencia ilegítima, un cargo que ni siquiera existe aquí en Honduras.

¿Por qué se declaró culpable?

Porque era culpable, obviamente, y era más fácil porque en un juicio me hubieran ganado ese cargo, era más fácil que ir a un juicio y perderlo, yo hice el análisis con mis abogados y me dijeron que el lavado de activos no me lo iban a poder probar, pero en este cargo sí, y que iba a perder.

Al declararse culpable ¿se sintió como un criminal?

El cargo que se llama “transar con bienes de procedencia ilegítima”, es un cargo por haber comprado vacas (ganado) a Los Cachiros, es un error que cometí, que no debí haber cometido, no le debí comprar ese ganado a ellos.

¿Estas transacciones suceden en Honduras a diario?

Pues yo en un momento analicé eso con mis abogados y cada quien responde por lo que hizo, me dijeron “a vos no te sirve de nada pensar si otros lo hicieron”.

¿Sabe si los bancos hacen a diario este tipo de operaciones?

No me declaré culpable de nada que tuviera que ver con el Banco Continental porque nunca trabajé en el Banco Continental, me declaré culpable de una operación con la empacadora Continental.

Si los cargos no tenían que ver con el Banco, ¿por qué pasó lo que pasó con el Banco Continental?

Se aprovecharon para cerrarlo y robárselo, inclusive tengo una carta de la OFAC donde le dice al gobierno que en ningún momento le dijeron que cerrara el Banco Continental y que fue una decisión que tomaron ellos solos y cualquier responsabilidad es del gobierno y la OFAC se lava las manos.

¿Pero se confiscaron casi todas las empresas del grupo?

Para robárselas también, se trató de un saqueo, de un robo.

¿Quién hizo eso?

El mismo gobierno nacionalista que saquea al pueblo de Honduras todos los días.

La demanda por US$1,000 millones

Cuando sucedió la confiscación de las empresas de la familia, Yani Rosenthal calificó la acción como un hecho propio de una “rapiña voraz”. El 20 de febrero de 2019, dos meses después de la sentencia y del retiro de los cargos por lavado de activos, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), admitió una demanda por mil millones de dólares interpuesta por Grupo Continental contra el Estado de Honduras. El Ciadi es un organismo internacional dependiente del Banco Mundial cuyas sentencias son acatadas por los Estados demandados.

“La demanda fue presentada por Inversiones Continental Panamá en Estados Unidos y ya fue admitida, y está enmarcada en más de 1000 millones de dólares (unos 24 mil millones de lempiras)”, informó el abogado de la familia Rosenthal, Marlon Duarte.

Si fuera presidente ¿cómo ayudaría su investidura a ganar esa demanda?

Esos son mis hermanos, yo ya no soy socio del grupo Continental, yo me tuve que retirar para que quitaran al grupo de la OFAC, la única demanda en mi caso es la que tiene el gobierno contra mí y lo que busco es que no me roben, son ellos los que me tienen demandado.

Si fuera presidente, ¿cómo incidiría eso en esa demanda?

Tenemos un presidente que controla los tres poderes, pero una de las cosas por las que yo quiero ser presidente es para terminar con eso, para que tengamos una República donde los tres poderes sean independientes y el Poder Judicial y la Fiscalía tomen sus decisiones sin injerencia del Poder Ejecutivo.

En el pasado, los Rosenthal siempre tuvieron una importante cuota de poder en el Partido Liberal, y esa cuota la reclamaban en la Corte Suprema de Justicia y el Instituto Hondureño de Seguridad Social, entre otras dependencias pública. Desde los años 80 del siglo pasado, era conocido que Jaime Rosenthal controlaba el tercer poder del Estado, desde magistrados hasta jueces. Todo el que podía evitaba ir a un juicio contra los Rosenthal, ya que  era sabido que ellos nunca perdían en los tribunales.

¿Cómo va a cambiar eso?

Eso no es cierto. si yo ganara los juicios y tuviera influencias ya hubiera ganado mi juicio y me hubieran devuelto mis cosas.

Tema incómodo: la independencia del Poder Judicial

Si fuera presidente ¿podríamos ver de nuevo el poder judicial controlado?

Al contrario, fue el Partido Liberal el que instituyó la separación de los poderes, el estado de derecho y debido proceso y por culpa de los gobiernos nacionalistas se han perdido, quiero que volvamos a tener esas conquistas de separación de poderes, instituciones que funcionen, que el gobierno repete la separación de poderes.

¿Se siente con autoridad moral para gobernar el país?

Si, absolutamente, acepto que cometí un error, pero eso no significa que toda mi vida sea ese error. Antes del 2015 me dediqué a trabajar por el bien de Honduras generando empleos en el sector privado, pagando mis impuestos correctamente y en el sector público nunca me robé un peso, me acusaron de un error en mis negocios, pero que me hayan acusado de corrupción jamás, no tengo antecedentes de corrupción como tiene el gobierno nacionalista.

Algunos sectores están cuestionando la legitimidad de su candidatura dentro del Partido Liberal, ¿dicen que fue resultado de un fraude?

Gané por más de 15 puntos porcentuales,  fue vapuleada la que les dimos a nuestros adversarios, derrota contundente,  en consecuencia quien aduce que perdió con fraude tendría que ser boca abierta para dejarse meter 100,000 votos de fraude, si efectivamente fuera así, no merecen gobernar solo por  esa razón, pero es mentira,  les ganamos en buena lid,  me siento satisfecho, contento y agradecido con el pueblo liberal por haber salido a votar masivamente por este servidor,  orgulloso de  haber revivido el Partido Liberal, se convirtió en la primera fuerza de oposición superando a todos los otros partidos en cantidad de votos  y fue un logro de nuestro movimiento.

La división del voto opositor

Pero sigue la división ¿cree que puede atraer ese voto disidente a las urnas?

No, no creo porque son unos perdedores muy malos.  A mi padre, Jaime Rosenthal, se le reconoce que fue un gran liberal porque participó cuatro veces y perdió y siempre apoyó al que ganó, hizo presidente a Beto (Carlos Roberto) Reina, a José Azcona, Carlos Flores y Mel (Manuel) Zelaya, eso es lo que hace un buen liberal. Yo igual, en el 2012 perdí y apoyé a Villeda Bermúdez, no anduve llorando, ni criticando, ni poniéndome en contra de mi propio partido; en el 2009 yo apoyaba a Micheletti que perdió y ganó Elvin Santos y lo apoyamos y fui candidato a diputado, lo apoyamos en Cortés.

“Para qué vamos a internas si los que pierden se van a ir a otro partido o van a estar sonsacando a los liberales para que se vayan a otro partido, entonces no tiene sentido que se hagan las elecciones internas”.

Admite que no podrá unir al partido, ¿cómo pretende que sea alternativa de triunfo frente al Partido Nacional?

Nosotros hemos logrado atraer las cabezas de grupos, sus coordinadores en los departamentos se han integrado a la campaña del partido. Muchos que eran coordinadores de otros movimientos se han decidido a apoyar al partido, acatando los estatutos que los obligan a apoyar a los candidatos electos.

¿Cree que puede ganar el Partido Liberal?

Si creo que puede ganar, cuando vine a Honduras el candidato que estaba en primer lugar en el Partido Liberal tenía 30 puntos y yo tenía 15 y después de la elección yo tenía 50 y él 35, yo subí y los superé a todos y gané.

¿Por qué buscó una alianza con Libre?

Me la propuso el expresidente Zelaya antes de las internas. Me dijo “hagamos un pacto, el que saque más votos va a encabezar la alianza “, pero cuando ganamos me dijo que la candidata no aceptaba que fuera por partido sino por candidato y que ella había sacado más votos que yo; claro,  porque los otros candidatos de Libre sacaron tres mil votos y yo tuve una verdadera contienda en el Partido Liberal, es muy distinto y tenía  que se por partido como habíamos acordado.

¿Necesitaba a Libre para ganar, cree que tendría más posibilidades de ganar en una alianza con Libre?

Le puedo decir, si se hubiera dado la alianza ya la elección estuviera definida y no habría ninguna duda de quién va a ganar, es una lástima que no se haya cumplido el compromiso, llegar al acuerdo y que no esté esa claridad.

Las encuestas lo ubican en el cuarto lugar, ¿qué dice de eso?

En una encuesta lo que más importa es la tendencia y la tendencia es que el Partido Liberal y este servidor está creciendo, hay dos partidos que están bajando, uno de ellos rápidamente es el Partido Salvador de Honduras; el PN también está bajando y Libre está estable.

Vemos a la oposición muy dividida, ¿tiene posibilidad real de ganarle al Partido Nacional?

Si, creo que el Partido Nacional va a perder por que ha habido 12 años de desgaste, porque el gobierno ha sido muy malo, porque hay resentimiento del propio nacionalismo, hay percepción de un gobierno corrupto y eso debilita la intención de voto del Partido Nacional.

¿Existe un acuerdo para proteger a JOH?

¿Es cierto que hay un acuerdo entre usted, Libre y el presidente Hernández, un supuesto pacto para hacer que todas las cosas sigan iguales, ¿ha participado en estas negociaciones?

Con el expresidente Zelaya la única negociación que he hecho es para conformar una alianza que no se dio y con el presidente Hernández tengo más de seis años de no verlo ni hablar con él.

¿Cree que el presidente Hernández es narcotraficante?

No me corresponde a mi decidirlo, si es que va haber un juicio contra él ahí se definirá, yo mismo fui a juicio y demostré que estaban equivocados, ahí va tener él su oportunidad.

Pero ¿usted qué cree personalmente?

Yo más que nadie no debo juzgar a otras personas porque tengo techo de vidrio, no soy juez, no me corresponde andar juzgando a nadie.

¿Cree que los Cachiros están diciendo la verdad?

No, en el caso de los Cachiros específicamente yo demostré que ellos habían mentido. Cuatro cargos de los que me acusaban estaban basados en testimonios de los Cachiros que al final se probó que eran mentiras.

Hay sectores en Estados Unidos preocupados por su candidatura, congresistas que se han pronunciado en torno al peligro que supone su candidatura, ¿qué opina de eso?

Me parece bueno, porque creen que voy a ganar y si no fuera así, no hubieran mandado la carta. Me parece que son una injerencia y en Honduras decidimos los hondureños, me alegra que crean que vamos a triunfar y estén preocupados porque eso significa que vamos por buen camino.

Yani y Estados Unidos

Si fuera presidente ¿en verdad cree que Estados Unidos estaría interesado en colaborar con un gobierno presidido por usted, a quien su sistema de justicia ha condenado?

No sé que van a hacer, veo que ellos van ajustando sus relaciones de acuerdo a sus intereses, lo vemos con los presidentes de Centroamérica, yo no tengo nada contra ellos, no tengo ningún rencor por lo que pasó, no tengo malestar con el gobierno de Estados Unidos y cuando sea presidente, estoy dispuesto a trabajar con ellos.

¿Sigue en la lista de la OFAC?

Si

¿Y cree que Estados Unidos trabajaría con usted si fuera presidente?

Bueno, eso  depende de  ellos, ellos  simplemente deciden a quien ponen y a quien quitan, para estar en la lista de OFAC no se necesita un juicio,  ellos lo hacen como ellos quieren,  han tomado la decisión  de no quitarme y  lo considero una persecución injusta porque yo ya cumplí  mi pena, me condenaron a tres años,  me soltaron porque ya no les debía nada,  si hubiera algo mas contra mi no me hubieran soltado y ellos me deportaron, no fue que yo vine, sino que me deportaron, entonces considero que deberían quitarme de la OFAC porque ya pagué.

¿Cómo manejaría las relaciones con Estados Unidos?

Tendrá que ser una relación más respetuosa, no creo que puedan seguir esos tiempos que lleguen a imponer la elección, tiene que haber respeto mutuo, que la imposición sobre nosotros termine.

¿Usted cree que Estados Unidos elige presidentes aquí?

Impone… Yo vi las fotos, estaba preso y vi las fotos cuando llegaron al Tribunal Supremo Electoral en el 2017 a anunciar quien es el ganador, espero que ahora las cosas cambien y que con este nuevo gobierno de Estados Unidos permitan que haya libertad de los hondureños para elegir sus autoridades y que el pueblo decida.

¿Tiene un plan exterminar el narcotráfico y las redes del crimen organizado?

El problema está en poder depurar la fiscalía, los  juzgados, ATIC (Agencia Técnica de Investigación Criminal),  FUSINA (Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional),  y la Policía Nacional porque nuestro país ha metido  grandes cantidades de dinero en estos cuerpos,  los ha fortalecido mucho,  tienen nuevas herramientas y sin embargo continúa poderoso el narcotráfico, se  extradita a un narco y automáticamente su cartel se convierte en dos o tres y siguen operando,  hay que hacer un cambio fundamental, que tengamos cuerpos de seguridad más honestos.

¿Qué piensa de la extradición?

Yo voté a favor de la extradición cuando era jefe bancada en el Congreso y la voy a seguir apoyando.

Si abrieran juico contra el presidente Juan Orlando Hernández, ¿colaboraría con el gobierno de Estados Unidos para extraditarlo?

Es una pregunta que se la voy a contestar si ocurre, porque ese es un puente que cruzaremos cuando lleguemos a el.

¿No cree que vaya ser acusado?

Primero tengo que ser presidente…

¿Pero debe tener una posición al respecto?

No tengo por qué tener una posición al respecto.

¿Hay quienes dicen que existe un pacto para proteger al presidente Hernández de una supuesta extradición?

Mire no conozco ese pacto, mi opinión es que si es acusado y lo piden en extradición no creo que ningún gobierno hondureño tenga la fuerza para impedir su extradición por mucho pacto que haya, puede ser otro presidente nacionalista y no creo que tenga la fuerza para impedirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *