Nacionales

Cardenal Brenes: “Esto fue un acto de terrorismo, un incendio provocado”

El cardenal Leopoldo Brenes condenó este viernes el incendio ocurrido en la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua y calificó el hecho como “un acto terrorista” en contra de la Iglesia Católica.

En declaraciones a los medios de comunicación independientes del país, el jerarca católico aseguró que el siniestro “fue provocado” y desmintió a Rosario Murillo, sobre que el incendio pudo haberse originado por “veladoras encendidas”, ya que en la Capilla no había velas.

“Hemos escuchado a la Policía, hemos escuchado a los Bomberos, pero el sentimiento que tenemos todos nosotros y desde el primer momento en que los Padres nos comunicaron, yo considero que esto es un acto terrorista, y así lo quiero decir claramente, es un acto terrorista, un acto de amedrentar a la iglesia”, afirmó.

La Arquidiócesis de Managua y testigos aseguraron que un hombre encapuchado llegó hasta la Capilla y lanzó una bomba molotov, provocando el incendió que dañó la imagen de la Sangre de Cristo que lleva 382 años en Nicaragua, y que fue venerada por San Juan Pablo II en 1996, cuando se arrodilló y oró a sus pies, durante su segunda visita al país.

San Juan Pablo II arrodillado a la imagen de la Sangre de Cristo en 1996

El Cardenal relató que según le informaron, el hombre que lanzó el explosivo pasó más de 20 minutos dando vueltas alrededor del templo, “después que tiró ese artefacto, él tenía planificado hasta por donde iba a salir”, indicó.

“Es un acto verdaderamente condenable de mi parte, como también de mis colaboradores, y quiero decir claramente que fue un acto planificado, planificado con mucha calma por la persona que lo hizo. Él calculo todo, por dónde entrar, como hacerlo, y luego por donde escapar”, expresó Brenes.

Brenes explicó que desde hace años no se colocan veladoras a la imagen de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, ya que es una medida adoptada por la Iglesia para proteger las imágenes de más de cincuenta años de antigüedad, desmintiendo así a Rosario Murillo quien comentó hoy que el incendio había sido ocasionado por velas que los feligreses encienden.

“Esto verdaderamente estaba planificado, quiero dejar esto bien claro, porque puede haber alguna especulación de que pudo haber alguna candela o una veladora (…) Yo quisiera que ustedes (los medios de comunicación) lo manifestaran, esto fue un acto de terrorismo, un incendio provocado por una bomba de gran magnitud”, subrayó Brenes.

El Cardenal añadió que la Iglesia Católica ve pasar muertos a sus enemigos. “Vemos como muchos que nos han atacados han perecido más adelante”.

Brenes no descartó que el régimen Ortega-Murillo esté detrás de este acto, y de las profanaciones que han ocurrido en los últimos días en otros templos del país.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular

To Top