CDC de EEUU indica que personas completamente vacunadas pueden circular sin mascarillas al aire libre

Las autoridades sanitarias de EEUU indicaron que las personas completamente vacunadas ya no necesitan llevar máscaras al aire libre, a menos que se encuentren en una multitud.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron el martes la guía actualizada en otro paso cuidadosamente calibrado en el camino de vuelta a la normalidad del brote de coronavirus que ha matado a más de 570.000 personas en EE.UU.

Durante la mayor parte del año pasado, los CDC habían aconsejado a los estadounidenses que usaran mascarillas al aire libre si se encontraban a menos de dos metros de distancia.

El cambio se produce cuando más de la mitad de los adultos estadounidenses se han vacunado al menos una vez contra el coronavirus, y más de un tercio se ha vacunado completamente.

La guía de los CDC dice que, vacunados o no, las personas no tienen que llevar máscaras al aire libre cuando caminen, monten en bicicleta o corran solos o con miembros de su hogar. También pueden ir sin máscara en pequeñas reuniones al aire libre con personas totalmente vacunadas.

Pero a partir de ahí, los CDC tienen orientaciones diferentes para las personas totalmente vacunadas y las que no lo están.

Las personas no vacunadas -definidas por los CDC como aquellas que aún no han recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna o la fórmula de una sola dosis de Johnson & Johnson- deben usar mascarillas en reuniones al aire libre que incluyan a otras personas no vacunadas. También deben seguir utilizando mascarillas en los restaurantes al aire libre. Las personas totalmente vacunadas no necesitan cubrirse en esas situaciones, dicen los CDC.

Sin embargo, todo el mundo debe seguir usando máscaras en eventos al aire libre con mucha gente, como conciertos o eventos deportivos, dicen los CDC.

La agencia sigue recomendando el uso de mascarillas en lugares públicos cerrados, como peluquerías, restaurantes, centros comerciales, museos y cines.

“Es el regreso de la libertad”, dijo el Dr. Mike Saag, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama en Birmingham, que celebró el cambio. “Es el regreso de poder hacer actividades normales de nuevo. Todavía no estamos ahí, pero estamos en la rampa de salida. Y eso es algo hermoso”.

Es necesario vacunar a más personas, y persiste la preocupación por las variantes y otros posibles cambios en la epidemia. Pero Saag dijo que la nueva orientación es una recompensa sensata tras el desarrollo y la distribución de vacunas efectivas y de que unos 140 millones de estadounidenses hayan dado un paso adelante para vacunarse.

Los CDC, que se han mostrado cautos en sus orientaciones durante la crisis, han respaldado esencialmente lo que muchos estadounidenses ya han estado haciendo en las últimas semanas.

El Dr. Babak Javid, médico-científico de la Universidad de California en San Francisco, dijo que la nueva orientación de los CDC es sensata. “En la gran mayoría de los escenarios al aire libre, el riesgo de transmisión es bajo”, dijo Javid.

Javid se ha mostrado a favor de los requisitos de uso de mascarillas en exteriores porque cree que aumentan el uso de mascarillas en interiores, pero dijo que los estadounidenses pueden entender los riesgos relativos y tomar buenas decisiones.

“Lo fundamental es asegurarse de que la gente lleve máscaras en el interior” cuando esté en espacios públicos, dijo. Y añadió: “Estoy deseando que haya una existencia sin máscaras”.

“El momento es oportuno porque ahora tenemos bastantes datos sobre los escenarios en los que se produce la transmisión”, dijo Mercedes Carnethon, profesora y vicepresidenta de medicina preventiva de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago. Además, dijo, “las libertades adicionales pueden servir de motivación” para que la gente se vacune.

*Con información de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *