¿Cómo puedo ayudar a una persona con derrame o accidente cerebro vascular?

Por: Leonel Argüello Yrigoyen, médico Epidemiólogo

El derrame conocido popularmente, es un accidente cerebro vascular, donde a un 85% de personas se le obstruye o tapa una arteria, por un coágulo o masa de sangre, o bien se rompe este vaso causando una hemorragia en un 15% de pacientes. La tendencia de este problema de salud va en aumento, al menos un 30% de personas fallecen y un 40% de personas quedan discapacitadas, por eso mejorar la detección precoz o temprana y el control de los factores de riesgo son muy importantes.

En el primer caso, en la obstrucción, que es lo más frecuente, se interrumpe la circulación sanguínea y no le llega oxígeno, ni nutrientes a la célula cerebral, dañándose o muriéndose, debido a que un coágulo que proviene de otro lugar del cuerpo, obstruye total o parcialmente las arterias cerebrales, que son los tubitos donde viaja la sangre, impulsada por el corazón y que van haciéndose cada vez más pequeños hasta llegar al lugar más lejano de nuestro cerebro.

También la grasa acumulada dentro de las arterias o arterioesclerosis, las endurecen y se ponen rígidas o poco flexibles, disminuyendo la cantidad de sangre que pasa, produciendo obstrucciones temporales. En el segundo caso, la hemorragia o sangrado, es cuando la arteria se rompe por estar débil, por la presión alta o por estar tomando anticoagulantes.

Los factores de riesgo más importante son la hipertensión, por lo tanto, nunca deje de tomar sus medicamentos; una arritmia o latidos irregulares del corazón, Diabetes, colesterol alto que es la grasa que va tapando las arterias por consumir comida grasosa; consumo alto de sal, ser mayor de 55 años, la mala circulación en las piernas, fumar, falta de ejercicio, tomar píldoras anticonceptivas y embarazo.

Los síntomas dependen de la parte afectada del cerebro, pueden aparecer lenta o súbitamente, lo más importante es identificarlo y buscar tratamiento, cuyo pronóstico es mejor si se inicia entre tres y cuatro horas y media de ocurrido. Usted puede ayudar: 1-si mira a un paciente que tiene de lado o caída la cara, pídale que sonría y observará que la comisura del labio se va de lado, no es una sonrisa pareja, 2-solicítele que levante sus dos brazos y verá que uno está débil y se le viene para abajo, 3-invite a que repita una frase y escuchará que pronuncia todo mal, se le dificulta el habla, no se entiende.

Otras cosas pueden ser el adormecimiento repentino o debilidad de la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo; confusión repentina, problemas para hablar o entender; problemas repentinos para ver en uno o ambos ojos; problemas súbitos para caminar, mareos, falta de equilibrio o coordinación; dolor de cabeza de repente y severo sin causa conocida.

Con esta información y haciendo las tres exploraciones arriba señaladas, Usted al identificarlo o sospechar tempranamente de un derrame, sí puede ayudar a salvar una vida, así como llevarlo al servicio médico, para su debido diagnóstico y tratamiento, lo cual mejorará su pronóstico y con una buena rehabilitación la persona afectada podrá volver a reanudar su vida normal, controlando los factores de riesgo que contribuyeron a este problema de salud.

Por eso, es tan importante la educación en salud, pues nos empodera y dota de poder, para tomar una decisión informada y actuar no solamente para su salud, sino también para los que lo rodean y hasta para los desconocidos. Pasemos la información y ayudemos a educar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.