Dolly Mora: “La mayoría de los integrantes de AUN estamos dentro del país. Aquí estamos a cárcel o muerte”

Dolly Mora, coordinadora de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN) e integrante de la Alianza Cívica afirmó este jueves en entrevista con La Mesa Redonda que la mayoría de los jóvenes miembros de AUN han decidido quedarse en Nicaragua, conscientes de que eso puede costarles la “cárcel o la muerte”.

La mayoría de los integrantes de AUN estamos dentro del país y hemos asumido eso con el riesgo que significa y hemos decido quedarnos aquí (…) Hubo gente que con mucho amor nos decía ‘muchachos váyanse, salgan del país’. Sin embargo, yo no me voy a ir, para nosotros es difícil. Nosotros no quisiéramos que Abril quede inacabado”, dijo la joven.

Primero fue una decisión de cada uno, hablarlo con nuestros familiares, con nuestras madres, con nuestros hermanos, y luego lo tomamos como organización y nuestra decisión fue quedarnos, y los chavalos lo dicen ‘aquí estamos a cárcel o muerte’, lo decidimos conscientemente”, agregó.

Mora, se refirió a la situación de sus amigos y compañeros Lesther Alemán y Max Jerez, quienes llevan 136 días secuestrados en ‘El Chipote’ y acusados de “traición a la patria”.

Para nosotros es muy difícil pensar en salir del país, para mí es muy difícil salir del país con mis amigos presos, no lo voy hacer. Yo he estado relativamente bajo perfil, pero hablar de ellos (Lesther y Max) a mí no me da miedo y si me van a meter presa por hablar de mis amigos, lo asumo”, declaró.

FAMILIARES VISITARON A LESTHER Y MAX

Relató que Alemán recibió la visita de su madre el pasado martes y Jerez fue visitado por su tía el miércoles.

En el caso de Lesther, no ha podido ser atendido por un médico por los problemas de salud que ha presentado a causa de la mala alimentación que lo ha hecho bajar unas 25 libras de peso. A ello se suma un padecimiento de reflujo.

Por su lado, Max ha vivido con dolor el fallecimiento de su madre, de quien no pudo despedirse de ella, pues el régimen orteguista le negó ese derecho.

Los jóvenes son interrogados todos los días y reciben sol unos cuantos minutos, una o dos veces por semana. Asimismo, sus procesos legales están detenidos.

Los vemos demacrados, ellos están físicamente golpeados, han bajado mucho de peso, pero tienen una fuerza, una fe que nos transmiten”, indicó Mora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *