EEUU incluye a Nicaragua en lista negra sobre libertad religiosa

Estados Unidos incluyó este viernes a Nicaragua en su lista negra de países donde se violan sistemáticamente la libertad religiosa, lo que conlleva posibles sanciones contra el régimen de Daniel Ortega.

En el listado de Países de Especial Preocupación, elaborado de forma anual por el Departamento de Estado, incluye también a Cuba y repiten este año China, Arabia Saudí, Corea del Norte, Rusia, Irán, Pakistán, Birmania, Eritrea, Tayikistán y Turkmenistán.

La inclusión de Nicaragua supone un paso más en el deterioro de las relaciones del Gobierno de Joe Biden con el régimen de dictador Daniel Ortega.

En un segundo nivel de preocupación, Estados Unidos situó a Argelia, la República Centroafricana, Comoros y Vietnam.

La lista de organizaciones que violan la libertad religiosa la forman, entre otros, los grupos terroristas Al Shabab, Boko Haram y el Estado Islámico (EI), así como los talibanes, los hutíes del Yemen y los paramilitares rusos del Grupo Wagner.

La ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998 obliga al Gobierno estadounidense a elaborar anualmente la lista de países del mundo que cometen “violaciones graves a la libertad religiosa”, como torturas, detenciones y desapariciones forzadas de personas por sus creencias.

Los países incluidos en el listado están sujetos a posibles sanciones como la cancelación de intercambios científicos y culturales, la suspensión de la asistencia para el desarrollo, el bloqueo de préstamos o restricciones de exportaciones.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, prometió en un comunicado que su país “no se quedará de brazos cruzados” ante las persecuciones religiosas.

Criticó que la represión contra las personas por sus creencias “siembra la división y socava la estabilidad política, económica y la paz”.

Continuaremos dando un seguimiento cuidadoso a la libertad religiosa en todo el mundo, defendiendo a quienes sufran persecuciones y discriminación”, dijo el titular estadounidense de Exteriores.

En Nicaragua, recientemente la Arquidiócesis de Managua, que preside el cardenal Leopoldo Brenes, anunció que la Policía Orteguista le notificó que “por razones de seguridad pública no serán permitidas las procesiones en las festividades” de San Miguel Arcángel y de San Jerónimo que se celebra en Masaya.

La prohibición de realizar actos religiosos en la vía pública, se inscribe en las acciones emprendidas por el régimen contra la Iglesia católica que arreciaron en agosto con el secuestro, del obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.