Familiares de presos políticos piden que visitas regulares, incluyendo a menores de edad continúen en El Chipote

Un grupo de familiares de las personas presas políticas en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como ‘El Chipote’, pidieron este miércoles al régimen de Daniel Ortega que las “visitas familiares regulares, incluyendo a menores de edad” continúen siendo “la práctica general” en esa cárcel policial ubicada en Managua.

Mediante un comunicado, los familiares confirmaron que los días 7, 8, 24, 25, 31 de diciembre de 2022 y 1ro de enero de 2023, se llevaron a cabo las visitas de familiares a las personas presas políticas en ‘El Chipote’, donde estos pudieron ver y abrazar a sus hijos e hijas menores de edad que residen en Nicaragua, así como videollamadas con familiares que están fuera del país, y se permitió el ingreso de cartas y fotografías.

Confiamos que las visitas familiares regulares incluyendo a menores de edad continuarán siendo la práctica general, pues constatamos la relevancia de que los niños y niñas mantengan contacto con sus papás y mamás. Esperamos que su bienestar sea una prioridad”, expresaron los familiares.

Sin embargo, el régimen no permitió que el periodista Miguel Mendoza pudiera ver a su esposa e hija el 1° de enero, bajo el argumento de las “publicaciones en redes sociales” que se han hecho, sobre las dos visitas el 8 y 25 de diciembre de 2022, en las que su pequeña hija Alejandra pudo abrazarlo y platicar con él.

En ese sentido, los familiares de presos y presas políticas en ‘El Chipote’ lamentaron lo sucedido con la familia Mendoza, y desearon “puedan reunirse nuevamente durante el mes de enero 2023”.

VISITAS BAJO “CORDIALIDAD Y RESPETO”

Según los familiares las tres visitas se llevaron a cabo en “un ambiente de cordialidad y respeto, según derecho”.

Durante estas visitas no hubo requisas agresivas y se utilizaron los medios tecnológicos apropiados para llevar a cabo las revisiones pertinentes. Anhelamos que esto se mantenga”, expresaron.

Asimismo, afirman que durante este periodo “se ha garantizado el derecho a patio sol y las raciones de comida han aumentado”.

También se permitió el ingreso de mejores colchonetas, frazadas y almohadas, “lo cual esperamos se extienda a todas las personas presas políticas. Confiamos en que estos derechos serán garantizados y mantenidos para todos y todas”.

Nuestras oraciones, fuerzas y energías continúan puestas en que cada una de las más de 236 personas presas de conciencia pueda abrazar a sus familias en su hogar. Nuestra convicción sigue siendo la libertad inmediata, con todas las garantías y derechos. Cada paso en esa dirección y por el respeto a la dignidad humana es un avance bienvenido”, concluye el comunicado de los familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.