Ortega “está considerando seriamente acceder a la liberación de varios presos solo si se van al exilio”

Dos oficiales del ámbito de la seguridad del régimen de Daniel Ortega, revelaron a La Mesa Redonda que el dictador de Nicaragua estaría “considerando seriamente” acceder a la liberación de varios presos políticos, solo si estos “se van al exilio”.

Las fuentes indicaron que para que esto sea posible, el régimen estaría preparando una serie de medidas para “impedir al máximo el ingreso de plata del exterior, que es la preocupación más importante que tienen”.

Es bastante probable que ese curso de acción prospere, pero me temo que ese ofrecimiento a la comunidad internacional no será suficiente para lograr la reversión de las sanciones más importantes”, dijo la fuente.

Cabe señalar que desde hace semanas se viene hablando sobre un “acercamiento” entre el dictador Daniel Ortega, el Vaticano y el gobierno de Estados Unidos, en busca de una salida negociada a la crisis sociopolítica de Nicaragua.

El dictador pide le retiren sanciones que la comunidad internacional le ha aplicado a sus funcionarios, familiares y empresas, además de legitimidad hasta que finalice su periodo “presidencial” en 2026; a cambio otorgaría una amnistía general a favor de todos los presos políticos de Nicaragua, incluido sacerdotes y el obispo Rolando Álvarez.

Supuestamente Ortega se habría reunido con la Junta Directiva de la Asamblea Nacional semanas atrás y les ordenó a sus diputados de facto que “prepararan un decreto de amnistía general para todos los presos políticos” y que “lo tengan listo porque en cualquier momento lo da a conocer”.

El diario La Prensa informó a principios de este mes que, a finales de diciembre pasado, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo comenzó a “tantear” a la comunidad internacional sobre la instauración de un posible diálogo que le permita al régimen un respiro en 2023, a cambio de mandar a sus casas a más de 100 presos políticos, según confirmaron dos fuentes diplomáticas europeas a ese medio.

Según la fuente de La Prensa, para que la comunidad internacional propicie un diálogo, Ortega debe liberar a los presos políticos sin condiciones y sembrar las bases para que los nicaragüenses tengan derecho a elecciones libres y transparentes con garantías y observación, además de libertad de asociación y libertad religiosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.