Nacionales

Periodistas nicaragüenses ya no firman sus artículos ante amenazas del régimen orteguista

Según el último informe realizado por el diario La Prensa sobre ‘las violaciones a la Libertad de Prensa en Nicaragua’ correspondiente al mes de julio, los medios de comunicación independientes han orientado a sus redactores no firmar sus artículos periodísticos, como medida de protección ante las amenazas del régimen de Daniel Ortega.

“Ante la escalada de agresiones y amenazas a la prensa independiente, a partir del mes de julio, medios de comunicación como LA PRENSA, Confidencial y otros medios digitales han decidido suprimir la firma de los redactores de los artículos periodísticos. Esta medida transitoria y de emergencia, tiene la finalidad de proteger la integridad de los periodistas amenazada a todos los niveles”, dice el informe publicado este martes.

El informe, documentó 23 casos de violaciones a la Libertad de Prensa, en los cuales se contabilizaron 20 víctimas, entre los cuales destacan las “amenazas, exilio, citatorias, y negativas de información: el diario vivir de la prensa independiente en Nicaragua”.

Entre las 20 víctimas, 12 son del género masculino equivalente al 65 %, y 8 del género femenino lo que representa el 35 % del total sistematizado.

“En este mes de julio solo se contabilizaron como víctimas a personas naturales. Se registró el caso de un reportero que colabora en un medio digital que en 3 ocasiones en el mismo mes se le vulneró su derecho a informar, lo que reafirma que realizar coberturas periodísticas en las calles, cada día es más inseguro”, indicó el informe.

“El total de casos registrados se desagregan de la siguiente manera: 12 agresiones y ataques, 8 procesos civiles y procesos penales, 2 detenciones arbitrarias y 1 negativa de acceso a la información. En el mes de julio el (87 %), equivalente a 20 casos de las agresiones registradas fueron perpetrados por agentes estatales, en 2 casos los agresores fueron agentes no estatales , (8.7 %) y en 1 caso los agresores no fueron identificados, (4.3 %)”, detalló.

En el departamento de Managua se concentraron la mayor cantidad de casos de violaciones a la Libertad de Prensa, 17 casos lo que equivale a un 73.9 %, seguido de la RACCS 3 casos, equivalente a 13 % y en los departamentos de Masaya, León y Jinotega se registró 1 caso en cada departamento.

“Los periodistas o reporteros son los profesionales de la comunicación que más le fueron violentados sus derechos (12 casos) 52. 2%, seguido de los editores, directores y ejecutivos de medios (8 casos) 34.8 % en tercer orden están los fotógrafos y camarógrafos (3 casos) 13 %”, precisó el informe.

Asimismo, el documento señaló que en el mes de julio el Ministerio Público continuó citando a periodistas y directores de medios para cuestionarlos sobre sus supuestos vínculos con la clausurada Fundación Violeta Chamorro, y para recordarles el alcance de la Ley de Ciberdelitos. “Esto como una amenaza latente por realizar un periodismo crítico que cuestiona los infortunios de la gestión gubernamental”.

11 PERIODISTAS EXILIADOS

Además, debido al asedio y amenazas de parte de fanáticos orteguistas, se conoció que en el mes de julio al menos 11 periodistas se vieron forzados al exilio para resguardar su vida y continuar su trabajo periodístico.

“Hombres y mujeres de prensa han expresado, que el grave deterioro al libre ejercicio de la libertad de prensa que se vive en Nicaragua, son los primeros estragos de la implementación de las leyes punitivas aprobadas en el último trimestre del año 2021. La puesta en vigencia de estas leyes violatorias de las libertades públicas, contraviene los tratados, y acuerdos internacionales, que en esa materia el Estado de Nicaragua es signatario”, apunta el informe.

El texto, apunta que actualmente en Nicaragua se desarrolla “un erosionado proceso electoral donde el trabajo de la prensa independiente es fundamental para mantener informado al electorado y para ello es esencial poder acceder a fuentes de información sobre dicho proceso”.

“La persecución sistemática y generalizada en contra de la prensa independiente ha desencadenado que hoy en Nicaragua las fuentes informativas no quieran hablar con la prensa independiente por temor de enfrentar un proceso judicial posterior; las pocas fuentes informativas que opinan sobre temas de interés nacional, lo hacen bajo la condición del anonimato, lo cual constituye un grave retroceso en materia de libertades públicas”, subraya el informe.

La Prensa reafirmó que la práctica periodística en Nicaragua se ha convertido en una profesión de alto riesgo, por lo que reiteró que “persiste la preocupación de caer en un apagón informativo, lo cual agravaría, la ya difícil situación de la libertad de expresión y prensa en Nicaragua”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.