Policía Orteguista asalta sucursales de la Casa de Empeño Prisa y la vivienda de su propietario

El empresario Mario Hurtado, propietario de la Casa de Empeño Prisa, denunció este lunes que la Policía Orteguista asaltó y confiscó las 38 sucursales de su empresa, ubicadas en diferentes ciudades de Nicaragua y su vivienda ubicada en Ticuantepe.

Hurtado ha declarado a varios medios de comunicación que supo sobre el asalto a su empresa y casa por llamadas de empleados, clientes y vecinos. El empresario se encuentra desde hace dos años en México en un tratamiento médico y afirma que desconoce las razones de la actuación policial, al mismo tiempo que afirma no meterse en política.

Me llamó mi gerente general (de la empresa) para decirme que las 38 sucursales de Prisa, que es la casa de empeños más grande de Nicaragua, que todas habían sido allanadas por los antimotines, igual que la oficina central. Y en algunas sucursales se llevaron el oro, la plata y artículos empeñados que no son míos, son de más de 20.000 clientes”, declaró Hurtado al portal Artículo 66.

Se tomaron la empresa, no tengo ninguna comunicación oficial, no tengo una denuncia, no tengo una demanda, no me ha citado nadie para saber qué es lo que está pasando”, agregó.

Casa de Empeño Prisa en Matagalpa

El empresario señaló que una cliente le comentó que había visto un chat de un grupo de simpatizantes orteguistas en el que se decía que el allanamiento era por supuesto “lavado de dinero”, a lo cual asegura es “absolutamente falso”.

Indicó que el único dinero que la empresa deja en el exterior es el que se le paga a un inversionista estadounidense, además del dinero que se deja de su inversión personal.

Un inversionista norteamericano es el mayor prestamista que tiene la empresa nos prestó muchísimo dinero y le pagamos los intereses todos los meses y aparte en el caso mío, dinero que a mí me debía la empresa, la empresa me lo pagó, con lo cual estoy en tratamiento médico en México. Ahí no hay lavado de dinero de nada”, dijo.

Recordó que en el 2014, el Estado nicaragüense lo acusó y condenó a dos años de prisión por el supuesto delito de “usura”, pero, asegura que es inocente; y que tras pasar seis meses encarcelado, logró salir por intercesión de un amigo cercano al dictador Daniel Ortega.

A mí este el Estado me inventó una acusación penal cuando Ortega llegó al poder y me echaron preso en el 2014, estuve seis meses preso y cuando salí funcionarios del gobierno de Ortega me dijeron que no me metiera más en política, porque la próxima vez no iba a salir nunca, esa vez salí gracias a un amigo que me ayudó, que trabaja con Ortega, fue a interceder por mí, entonces me dejaron salir”, relató.

Desde entonces no me meto en política absolutamente para nada, ni siquiera estoy en un chat de opositores, no yo opino, no me meto para nada, no es financiado a nadie de la oposición, ni siquiera le he prestado dinero a nadie de la oposición, llevo ocho años aislado totalmente de la política”, continuó.

Hurtado dijo que su empresa está valorada en 3 millones de dólares, cuenta con más de 20 mil clientes y tiene más de 150 empleados.

Esta es una situación alarmante para todos los empresarios de Nicaragua, porque yo soy un empresario que no financia a la oposición de Ortega, que no me meto en política, que ni siquiera estoy en un chat de opositores, estoy aislado totalmente de la política y que me confisquen de esa manera, pues significa que en Nicaragua todos lo empresario estamos a merced de lo que alguien en el gobierno de Ortega decida confiscar”, criticó.

Hurtado nació en Nicaragua, pero también tiene la nacionalidad mexicana por ser hijo de un ciudadano de ese país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.