Régimen de Maduro aprueba ley que prohíbe oenegés críticas en Venezuela

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó en una primera discusión un proyecto de ley para la fiscalización y regularización de los grupos no gubernamentales en el país, una normativa que ha causado revuelo entre activistas.

Para que la norma sea aprobada definitivamente se requiere de una segunda discusión, cuya fecha será “en tiempo perentorio”, dijo Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional dominada por el oficialismo, sin precisar detalles.

La propuesta legislativa surge en momentos en que se espera para fines de esta semana la visita al país del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, que se encuentra de gira por la región.

Avanza la criminalización. Las ONG en Venezuela serían multadas hasta con 200 Petros”, un criptoactivo venezolano y equivalente ahora a unos 12.000 dólares, “si no cumplen con la nueva ley”, dijo en su cuenta de Twitter el no gubernamental Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea), uno de los más reconocidos del país.

Las autoridades “buscan ilegalizar a las ONG venezolanas de DDHH, sociedad civil”, agregó Provea, fundada en 1988.

El proyecto titulado “Ley de fiscalización, regularización, actuación y financiamiento de las organizaciones no gubernamentales y afines”, de 15 páginas, fue presentado en el Parlamento por el diputado Diosdado Cabello, segundo al mando del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Si es real y se dedica a la labor social y humanitaria ¿Usted tiene algo que temer? Usted puede registrarse, pueden revisar el financiamiento”, dijo Cabello en la sesión legislativa transmitida por la televisora oficial. “Los que salen chillando son los que están enredados”, agregó.

Cabello dijo que presentó la propuesta de ley porque algunas ONG operaban “con fines absolutamente políticos y reciben financiamiento de gobiernos distintos al Bolivariano” o al de Venezuela y agregó que son enemigos del régimen de Nicolás Maduro.

En Venezuela funcionan más de medio millar de fundaciones y grupos no gubernamentales, desde los que se dedican a temas como atención de presos, monitoreo de la situación de violencia, revisión de casos de ejecuciones extrajudiciales, indicadores económicos, entre otros.

Para operar en Venezuela, las ONG solo requerían un registro ante la oficina estatal del Servicio Autónomo de Registros y Notarías.

Pero en los últimos años se añadieron requisitos y, en caso de que el proyecto reciba aprobación definitiva, las ONG deberán declarar su inventario de bienes, balances contables, estados financieros y “relación de donaciones recibidas con plena identificación de los donantes, indicando si son nacionales o extranjeros”, según texto divulgado por la Asamblea Nacional.

Esos grupos no gubernamentales tendrán prohibido “realizar actividades políticas, promover o permitir actuaciones que atenten contra la estabilidad nacional y las instituciones de la República”, entre otros, según el texto.

*Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.