Se me acelera el corazón, ¿qué me pasa Doctor?

Leonel Arguello Yrigoyen, médico especialista en Epidemiología.


Setenta veces por minuto, 4,200 latidos en una hora y más de cien mil contracciones, tiene nuestro corazón diariamente. El corazón es el músculo que más trabaja en el cuerpo humano, nada más se detiene cuando hay paro cardíaco, que muchas veces puede recuperarse mediante la reanimación cardiopulmonar y el uso de desfibrilador, que te da choques eléctricos que hacen que el corazón reaccione recuperando sus contracciones, que a su vez son producidas por pequeñas descargas eléctricas normales en su funcionamiento o al pararse totalmente y no responde, que es cuando uno fallece.

Todo este trabajo que realiza el corazón no lo percibimos, excepto cuando nos entusiasmamos, enamoramos, asustamos, sufrimos ansiedad, miedo, estrés, ira, fumamos o hacemos ejercicio y entonces ahí sí sentimos los latidos más rápidos de los normales, algunos dirán que sentía el corazón en la boca y otros dirían que me sentí que estaba vivo.

Sin embargo, algunas personas estando tranquilas o sin motivo aparente, se acelera de pronto el corazón, se sienten los latidos fuertes en el pecho, asustándonos y dejándonos sin comprensión de por qué ocurrió.

El corazón normalmente tiene una frecuencia cardíaca o la cantidad de veces que se contrae, entre 60 y 100 por minuto y, se considera una frecuencia cardíaca rápida o taquicardia, con más de 100 latidos por minuto estando en reposo. Una frecuencia cardíaca rápida no siempre es un problema y es posible que no provoque síntomas ni complicaciones, sin embargo, si es algo frecuente es mejor estudiarla para tratarla a tiempo, pues puede ser una falla eléctrica o de otra índole del ritmo del corazón y requerirá modificar algunos comportamientos y hábitos, tomar medicamentos, recibir dormido un electrochoque o cirugía.

Busca ayuda médica inmediata si tienes falta de aire, debilidad, mareos, aturdimiento, desmayos o sensación de desmayo y dolor o molestia en el pecho, cuando presentas esas palpitaciones rápidas que las sientes en tu pecho.

Algunas técnicas que es necesario ir aprendiendo para disminuir la taquicardia, que podés poner en práctica y esperas a ver si te resulta, son toser solamente, o apretarse la panza flexionado un poco hacia las piernas y toser, o bien te tapas la nariz y con la boca cerrada metes presión como para sacar el aire por los oídos, como cuando vas en un avión o cuando vas subiendo en un bus y se te tapan los oídos y por último meterte el dedo al fondo de la garganta como para vomitar. Todas las recomendaciones anteriores bajan el ritmo de frecuencia cardíaca. Por supuesto, nada de esto sustituye a un buen chequeo de tu corazón, órgano vital para la vida y que debemos cuidarlo desde que nacemos hasta el último día en que fallecemos.

Para cuidar nuestro corazón es importante alimentarse bien o sea más vegetales y frutas en nuestros tiempos de comida, reducir el consumo de bebidas, gaseosas y jugos azucarados, consumir menos alimentos procesados, enlatados o envasados ya que tienen un alto contenido en sal, azúcar y grasas, y lleve su comida sana preparada en casa a la escuela o al trabajo.

Si toma alcohol hágalo con moderación y la mujer debe beber la mitad de alcohol que consume el hombre, pues su capacidad de desintoxicación por el hígado tarda dos veces más que la del hombre.

Incremente su movilidad o ejercicio físico, realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado o intenso 5 veces a la semana o hacer al menos 75 minutos de actividad física vigorosa repartido a lo largo de la semana, jugar, caminar, bailar, subir escaleras, ir a pie o en bicicleta o a cualquier lugar en vez de utilizar el carro o el bus, mantenerse activo en la casa y diga no al cigarro, recordando que si fuma se daña usted y los demás, aumentando el riesgo de infecciones respiratorias y diferentes tipos de cáncer.

Y por último evita la COVID-19, gripe, influenza y virus sincitial respiratorio, manteniéndote a 2 metros de distancia mínima entre vos y otra persona, no te toques la cara, ojos, nariz ni boca, lávate las manos con agua y jabón por al menos 40 segundos, usa mascarilla si vas a estar en lugares cerrados y quédate en casa si estás con una infección respiratoria. Así cuidamos nuestro corazón y el de los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.