Abrão: «Inaceptable» campaña de estigmatización contra estudiantes de Nicaragua

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Paulo Abrão, calificó de «inaceptable» la campaña de estigmatización que el régimen orteguista emprendió contra estudiantes que protestaron en la Universidad Centroamericana (UCA), al colocar en postes de varios puntos de Managua, carteles en las que están impresos rostros de los jóvenes con la leyenda de «SE BUSCA».

>> Materia prima del diario La Prensa podría ser liberada

«Inaceptable campaña de estigmatización contra líderes y lideresas estudiantiles en Nicaragua un día después de la protesta de la UCA», tuiteó Abrão.

En las papeletas, el régimen orteguista también expone a los estudiantes al revelar sus datos personales como su número de cédula de identidad y dirección domiciliar, poniendo en peligro su seguridad.

Este nuevo ataque contra los jóvenes opositores se da luego de que el lunes pasado, un parapolicía se infiltrara en la UCA para grabar y fotografiar a varios estudiantes que protestaban contra el régimen y exigiendo la liberación de los presos políticos.

>> Orteguismo coloca carteles con rostros de jóvenes opositores y el texto «SE BUSCA»

El hombre identificado como José Leonel Suazo Gutiérrez, que portaba un carnet de la Policía Orteguista, golpeó a varias estudiantes para evitar ser retenido, cuando los estudiantes lograron neutralizarlo borraron las fotos que había tomado con su teléfono móvil y luego lo dejaron ir.

Un joven del Movimiento Defensa Estudiantil UCA, declaró en entrevista con La Mesa Redonda que este incidente en el recinto universitario es algo «que ya subió de nivel», pues el asedio y amenazas han aumentado.

«Tenemos compañeros que salieron en los videos que están siendo perseguidos. Ayer en la noche llegaron a asediar a tres de ellos, motociclistas han estado preguntando por sus direcciones, sus nombres. A una de ellas han conseguido hasta su horario de clases, no puede ir a la universidad porque saben a qué hora entra y sale», contó el joven que cubrió su rostro por razones de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *