Aminta Ramírez relata las humillaciones que recibió en el canal oficialista de Juan Carlos Ortega

La presentadora de televisión Aminta Ramírez relató como en un medio oficialista en el que trabajó hace algunos años atrás, fue víctima de insultos y tratos degradantes; incluso el propietario de ese canal, Juan Carlos Ortega, hijo de la pareja de dictadores de Nicaragua, quien le reclamó por no acatar órdenes sobre como debía leer al pie de la letra los titulares vulgares del medio televisivo, y la llamó “loca” por aspirar a un salario digno.

Ramírez, que actualmente labora en el canal 10, y estudió Relaciones Internacionales y tiene un diplomado en Comunicación Social, comentó que inició su carrera en la radio, y al no ser una imagen pública en ese momento no se preocupaba mucho por su apariencia. Al llegar al canal 8, para ella fue “una experiencia terrible”.

“Cuando entro a canal 8 un medio oficialista, fue una experiencia totalmente diferente. Al inicio muy frustrante, porque cuando yo entro recibí todo tipo de descalificativos de ser fea. Fui ofendida de miles de maneras y yo no guardo resentimiento”, expresó la presentadora a Radio Corporación.

“Me dijeron tantas veces fea en ese canal, desde productores, otros colegas periodistas, otras presentadoras, que yo llegaba a llorar a mi casa. Pero gracias al apoyo de mi esposo, de mi familia y reafirmando esa identidad que tenemos como mujer, porque yo digo, no soy el monstruo de la laguna azul, pero tampoco son Miss Nicaragua. Yo soy una presentadora de noticias. No vengo a concursar con nadie en el ámbito de la belleza y eso a mí me ofendía y me parecía fuera de lugar”, agregó.

Por considerarla “fea”, fue relegada a presentar un noticiero en la madrugada. Pasó el tiempo y por su forma profesional y humana de presentar las noticias se fue ganando la admiración y cariño de los televidentes quienes demandaron al canal que presentara en horarios estelares.

“Me preguntaron cuánto yo quería ganar y yo dije una cierta cantidad, y se corría el rumor que yo era una arrogante, que yo era prepotente por querer aspirar a un salario, que yo lo miraba como justo y dentro del marco de lo normal”, contó.

Los insultos de Juan Carlos Ortega

Aminta hasta ese momento no conocía personalmente a Juan Carlos Ortega, por su aspiración salarial lo conoció, para que este le negara dicho salario y la llamara “loca”.

“Me dijo prácticamente que no iban a estar dispuestos a pagarme esa cantidad, que yo estaba loca, que con esa cantidad de dinero que yo estaba pidiendo le podían pagar hasta a cinco, seis muchachas. Entonces desde ahí vos ves la falta de profesionalismo y de discriminación como mujer porque te ponen a comparar con otras mujeres, que si es más voluptuosa, que si están dispuestas a enseñar el cuerpo más que vos”, comentó.

Pese a la negativa, Ramírez siguió laborando en un ambiente hostil, y se topó con otra situación que iba en contra de su ética personal y profesional: los titulares soeces de canal 8.

“Recuerdo que comenzaron a implementar titulares sarcásticos y burlescos totalmente en las notas rojas, entonces yo dije a parte de presentar un suceso tener que agregarle un titular totalmente fuera de tono, esto atenta contra mi dignidad como persona, contra mi moral como cristiana, como profesional, al punto que en una ocasión yo me negué. Yo cambiaba los titulares, si decía, por ejemplo: ‘A viejo se le sale la pitahaya por lelo que se cruzó la calle si fijarse’, yo lo cambiaba: ‘Anciano sufre lesiones o está gravemente herido luego de tener un accidente en las inmediaciones de tal lugar’. Yo hablé con mi jefe de prensa que yo no estaba dispuesta a decir estas cosas ‘mire por favor no me exponga a decir ese tipo de palabras o términos’, nunca lo hice y en cierta ocasión eso explotó y el jefe de prensa en ese momento, me golpeó la mesa, que yo estaba irrespetando a mis compañeros por cambiar el titular, subvalorando a mis compañeras mujeres que ellas sí estaban dispuestas a decir esos titulares con esas frases”, declaró.

Ramírez se negó una vez más a decir esas palabras vulgares y su jefe de prensa la llamó “estúpida”.

“Me dijo estúpida y había camarógrafos y gente que allí estaba aplaudiendo lo que estaba pasando, y otros que sí me apoyaron y vieron la situación”, agregó.

“El propio Juan Carlos Ortega me dijo ‘¿no estás dispuesta a decir las frases que nosotros te estamos diciendo que tenés que decir?’, yo le dije ‘no’. Sabés que me dijo ‘no nos interesa tener presentadoras estilo CNN como vos’, me lo dijo en una junta con todos los gerentes y productores (…) Me suspendieron ocho meses”, contó.

>> CIDH y OACNUDH condenan agresión a periodistas de Nicaragua

La presentadora recibía su salario estando suspendida, al cumplirse su “castigo” regresó, pero fue trasladada a otra área donde siguió recibiendo humillaciones, y finalmente la despidieron de forma inmediata.

Aminta recuerda que, a la semana de su despido, la llamaron para trabajar en el canal 10, y pasaron una serie de situaciones con otras compañeras de trabajo, luego se fue a laborar a Vos TV, y por ello el canal 8 la atacó una vez más.

“Me hicieron un montaje, pusieron un video con un titular que ofende a los otros periodistas, porque quiénes no hemos pasado por diferentes medios, pusieron ‘Aminta Ramírez del timbo al tambo’, yo salí de ese canal y siguieron agrediéndome, orquestando ideas para dañar mi reputación de la manera más baja y más cruel”, sostuvo.

Aminta Ramírez/ Foto tomada de Facebook

Ramírez aseguró que trabajar en un medio oficialista es no poder expresar tus ideas y no poder hacer algo que vaya “en contra de las orientaciones que recibís desde la Presidencia”.

“Hablan de libertad de expresión y no hay libertad de expresión, no hay respeto a la mujer, no hay respeto al periodismo”, apostilló.

La presentadora cree que muchos periodistas y personas que laboran en los medios de comunicación de la familia Ortega Murillo, están ahí por ideología propia que están lanzando veneno, pero existen otras que están por necesidad “porque aceptaron casas, aceptaron muchos beneficios, que ahora tienen que dar la cara”.

Amenazas de muerte

Recientemente, Aminta recibió amenazas de muerte por un fanático orteguista llamado Nirlo Carranza, quien a través de un mensaje de Facebook le dijo que iba a “meterle una estaca”, pero ella aclaró que no es la primera vez que la amenazan, pues incluso han llegado a decirle que van a matar a sus hijos y demás familia.

Entre los mensajes que recibe de las turbas orteguistas son ofensas para intentar dañar su imagen como mujer.

Ramírez agregó que no podría denunciar estas amenazas ante las autoridades del país, por la indefensión que existe en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.