Demócratas cristianos piden al Papa Francisco “intervenir a favor de la libertad religiosa” en Nicaragua

La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), condenó este viernes la persecución y ataques” a la iglesia Católica de Nicaragua, por lo cual llamó al Papa Francisco a intervenir a favor de la libertad religiosa” en el país.

El Comité Directivo de la ODCA resolvió hoy “formular un llamado a la comunidad internacional, las organizaciones de derechos humanos y al Papa Francisco para intervenir a favor de la libertad religiosa y el derecho de la Iglesia Católica a cumplir con sus oficios religiosos, a orientar y proteger a sus miembros, y a mantener medios de comunicación en Nicaragua”.

La organización subrayó “el agravamiento de la situación de derechos humanos en Nicaragua y, especialmente, la persecución del régimen Ortega-Murillo contra la labor pastoral de la Iglesia Católica de Nicaragua y el silenciamiento de sus medios de comunicación”.

En ese sentido dijo que nueve radioemisoras de la Diócesis de Matagalpa y dos radios comunitarias han sido cerradas “arbitrariamente por orden del gobierno, violando los procedimientos legales establecidos para la suspensión o cierre de radioemisoras”.

Por ello, rechazan “enérgicamente la violación a la libertad religiosa, practicada por las fuerzas policiales que se tomaron la capilla y la casa sacerdotal para impedir al Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, la realización de la eucaristía y los oficios religiosos”.

También demandan “a las autoridades el respeto a los derechos humanos y las libertades de los nicaragüenses a practicar y profesar su fe tal como lo garantiza el art. 18° de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este derecho contempla la libertad de manifestar su religión o su creencia, en público y en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

Demandan “el respeto a la dignidad de las autoridades religiosas”. “Es inaceptable que el Obispo o los religiosos en Nicaragua estén de rodillas en la calle, rodeados y acosados por policías, para suplicar el derecho de alabar a Dios y ejercer su religión”, reclamó.

La ODCA advirtió que “la situación de derechos humanos en Nicaragua se encuentra en un punto extremo y que todas las organizaciones internacionales deben actuar unidos en la denuncia y la defensa de las libertades humanas a las que todos tenemos derecho”.

Hoy, no podemos dejar en entredicho nuestra obligación de defender urgentemente los valores humanistas, democráticos y éticos, frente a los ataques de fuerzas dictatoriales y antidemocráticas”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.