Empresa de EEUU que construye planta de gas en Nicaragua podría suspender operaciones por sanciones de Washington contra funcionarios orteguistas

La empresa estadounidense New Fortress Energy, encargada de la construcción de una planta generadora a partir de gas natural en Puerto Sandino, valorada en unos 700 millones de dólares, está consciente de los riesgos que corre al continuar trabajando con Salvador Mansell, Ministro de Energía y Minas; José Castañeda, Presidente del Instituto Nicaragüense de Energía, INE; y Rodolfo Gutiérrez, Director Gerente de la distribuidora eléctrica Disnorte-Dissur, recientemente sancionados por Estados Unidos, y quienes tienen prohibido tener relaciones de negocios con ciudadanos y empresas estadounidenses.

Nicaragua ha experimentado recientemente desafíos políticos y económicos. En concreto, en 2018, se aprobó una legislación estadounidense para restringir la ayuda de dicho país a Nicaragua. En 2018, 2019 y 2020, las autoridades gubernamentales estadounidenses y europeas impusieron una serie de sanciones contra entidades e individuos asociados con el gobierno de Nicaragua y Venezuela”, explicó New Fortress en su formulario 10-Q del 3T21 presentado ante la Comisión de Valores de Estados Unidos.

Si alguna de nuestras contrapartes se ve sometida a sanciones como consecuencia de estas leyes y reglamentos, de sus modificaciones o de cualquier otro tipo, podríamos enfrentarnos a una serie de problemas, como por ejemplo: tener que suspender nuestro desarrollo o nuestras operaciones de forma temporal o permanente, no poder recuperar el tiempo y el capital invertidos anteriormente o ser objeto de demandas, investigaciones o procedimientos reglamentarios cuya respuesta podría ser larga y costosa y que podría dar lugar a multas o sanciones penales o civiles”, añadió la compañía.

El pasado 15 de noviembre, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, sancionó a los tres funcionarios orteguistas antes mencionados, quienes están vinculados al desarrollo del proyecto New Fortress Energy en Puerto Sandino.

Las sanciones impiden que las entidades estadounidenses hagan negocios con personas sancionadas, por su vinculación en la farsa electoral de Daniel Ortega.

En febrero de 2020, Ortega a través de Disnorte y Dissur, firmó un acuerdo con New Fortress Energy, para la compraventa de energía por 25 años y construir una central eléctrica de gas natural en Puerto Sandino, alimentada con gas licuado natural.

La relación de Mansell y Castañeda con el proyecto parece comenzar en sus inicios, cuando se reunieron con el director general de New Fortress Energy, Danny Knight, en agosto de 2019. Mansell, Castañeda, Knight y otro representante del régimen orteguista, firmaron el Acta de Reunión que describía algunos de los detalles del desarrollo de la planta de gas natural de New Fortress.

Rodolfo Gutiérrez es una incorporación relativamente reciente a Disnorte-Dissur, luego de que Ortega nacionalizara la entidad en diciembre de 2020, probablemente tratando de acallar los temores sobre las sanciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *